El defensor de Colo Colo no se guardó nada. Famoso por sus incendiarias declaraciones, esta vez disparó contra las autoridades  por la programación de los partidos del fútbol profesional y las medidas de seguridad tomadas. “Se está haciendo todo mal en el fútbol chileno”, dijo.

El argentino repasó al gobierno por desaparecer en este momento de crisis por el que atraviesa el fútbol: “Cuando Chile ganó la Copa América, hubo varios que se sacaron fotos con la copa. Está bien estar en los buenos momentos, pero también hay que estar en los malos”.

Sobre la polémica por el horario de los partidos en plena tarde -máxima hora de calor durante el verano- el defensa reclamó que en verano la gente prefiere ir a la playa en vez de ir al estadio y eso repercute en la baja asistencia a los estadios.