Militante socialista y con más de 20 años en el cuerpo como dirigente sindical, Hernán Machucha es el vocero del Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero de Chile (Condepp).

En conversación con eldesconcierto.cl, repasa el llamado de la Fiscalía a Pablo Longueira para declarar por el caso Corpesca y las alternativas para anular la Ley de Pesca.

– ¿Qué les parece que Longueira sea llamado a declarar por Corpesca? ¿Cuál es, según ustedes, su responsabilidad en el caso?

Desde 2012, cuando se estaba tramitando el proyecto de ley que dijimos que algo estaba ocurriendo. La presión que hacia el sector industrial era muy fuerte en el parlamento y junto a eso, el ministro Longueira hacía su trabajo región por región, convenciendo a todos para que el resultado final se diera donde se dio, entre cuatro paredes encerrados los industriales con el ministro Longueira que se repartieron el mar. Pero a raíz de eso nace el Condepp, por el descontento de más de 50 mil pescadores. Y a la primera persona que denunciamos fue la diputada Marta Isasi y después se fueron dando los otros procesos de traspaso de recursos económicos a algunos parlamentarios. Hoy vemos la crisis total: las investigaciones involucran hasta al ex ministro Longueria. Entonces una ley que no es limpia, que nace del cohecho, de la corrupción no puede ser ley de la republica y por eso estamos en campaña de jutnar firmas, recorrer las caletas, decirle a las dirigencias y alas bases que esta ley debe ser anulada.

– ¿Están de acuerdo con propuesta del PC e IC de anular la Ley de Pesca?

El proyecto de anulación lo apoyamos. Toda organización política o social que esté por anular la ley, nosotros vamos a estar con ellos. Han salido voces del gobierno diciendo que es inconstitucional y pueden llegar al TC para decirlo. Pero esto le ha mostrado al país la verdad. Aquí hubo cohecho, hubo soborno en la tramitación de la ley. El gobierno va a tener que armar un nuevo proyecto o trabajar en uno paralelo porque tampoco estamos de acuerdo que sea la FAO lo que determine lo que va a pasar con la ley.

– ¿La asesoría de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que contrató el gobierno?

Sí, Chile los contrató para que hicieran una evaluación de la ley. Es un organismo internacional pero no tiene poder para tomar decisiones en los países. Y el gobierno les ha traspasado 650 millones para que hagan una evaluación de la Ley de Pesca y les ha dado 8 meses.  Ya han pasado 4 y ocurre que no llegan a ninguna caleta, a ninguna región a trabajar con las organizaciones. No es el organismo pertinente para evaluar la Ley de Pesca. Los pescadores quieren un nuevo proyecto, que se anule la Ley Longueira. Eso es lo más viable.

– ¿Es la anulación el mejor camino? No parece haber apoyo suficiente para lograrlo, ni el gobierno está a favor de esa vía.

Es un trámite complicado y difícil. Pero lo importante es que la ciudadanía está consciente de que el gobierno de Sebastián Piñera le entregó por 20 años renovables los recursos pesqueros a las 7 familias que administran el mar chileno. Desde la Condepp y otras organizaciones vamos a continuar en marzo, cuando vuelva el proceso legislativo, de vuelta donde tenemos que estar, en la calle diciéndole a la opinión pública que esta ley es nefasta para la pesca artesanal, que le regala en propiedad el mar a 7 familias y que aquí hubo cohecho y corrupción en la aprobación de la ley. Por eso el senador Orpis está desaforado. Ya se sabe lo de Marta Isasi y hoy se llama a declarar al ex ministro Longueira. A eso sumémosle que el abogado de la fundación Chile Justo declaró que toda la familia de Pablo Longueira recibió recursos económicos de pesquera El Golfo, de SQM. Longueira constituyó una fundación para delinquir, derechamente, para que les pasen plata sin hacer la pega. Solamente giraron boletas de honorarios la señora de Pablo Longueira y sus hijos.

– Hernán tu eres militante del PS. Varios de tu partido se han manifestado en contra de anular la ley y Camilo Escalona, por ejemplo, votó a favor de la ley.

Al interior del partido hubieron parlamentarios que votaron a favor y otros en contra. Pero lo importante es que también en el partido tenemos que hacer la socialización desde el mundo de la pesca artesanal para que nuestros diputados y senadores tengan una visión más clara del tema pesquero.

– ¿Y le han planteado su posición a la mesa directiva de Isabel Allende?

La dirección del partido está al lado del gobierno. Derechamente y lo tengo que decir así. Está por la posición de que es inconstitucional anular la Ley de Pesca. Y nosotros decimos que sí se puede anular.