El presidente argentino Mauricio Macri parece querer acercarse más y más a su amigo personal Sebastián Piñera. Durante un acto oficial, el mandatario forcejó con un pequeño niño que se negó a posar con él para una fotografía.

Tras el rechazo del pequeño al presidente, quedó tomándose los ojos como si estuviera llorando, mientras otro joven de mayor edad tomaba su lugar.

Revisa el registro acá: