La Consejera Nacional de la Conadi, Ana Llao Llao, fue parte de las dirigentas que lucharon y firmaron el acuerdo de Nueva Imperial junto al entonces candidato a la presidencia Patricio Aylwin en diciembre de 1989. Recuerda que el fallecido mandatario mostró voluntad por poner el tema sobre la mesa, y contrasta los oídos sordos que han hecho los últimos gobiernos de la Concertación al conflicto.

No fue fácil para las comunidades mapuche, a fines de la dictadura, lograr colocar sus problemas sobre la mesa, en un contexto de apertura democrática aún insípido, debieron jugárselas.

Fue durante una reunión en la que se encontraba en ese momento el candidato de la Concertación de Partidos Por La Democracia, Patricio Aylwin (DC) junto a sus asesores, en la que irrumpieron representantes de 6 comunidades mapuche, entre quienes estaba una de las pocas mujeres dirigentas, Ana Llao de la Comunidad Ad- Mapu.

En esa ocasión, las comunidades se tomaron el lugar para dar a conocer propuestas concretas al candidato a la presidencia. Ana Llao recuerda que desde ese momento el señor Aylwin comenzó a conversar con nosotros.

Para la dirigenta mapuche, “este fue el único gobierno que intentó escuchar al pueblo mapuche, se tomaron con seriedad los problemas que planteamos”.

Luego del proceso participativo que involucró mesas de discusión con diversas comunidades, se creó y firmó en diciembre de 1989 el Acuerdo de Nueva Imperial, avalado por el mismo Patricio Aylwin y los dirigentes mapuche, entre quienes se contaba Llao.

Si bien, Ana reconoce que el compromiso de Nueva Imperial no tomó por completo sus demandas, como el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas ni la creación de un Ministerio Indígena, si significó un avance, a su juicio innegable, representado en la eliminación de la ley 25.068 y la creación de la nueva Ley Indígena.

A pesar de la voluntad política que mostró el primer gobierno en democracia para avanzar en materia indígena, Llao es clara en criticar el rol de los demás gobiernos de la Concertación, quienes “han hecho tan sólo un saludo a la bandera al pueblo mapuche, ya que ahora ni conversan con él”.

En este sentido la Consejera Nacional de Conadi acusa la falta de voluntad de éste y todos los gobiernos por resolver los problemas que aquejan al pueblo mapuche. “Los pocos avances que hemos logrado han sido con Aylwin, sin embargo hasta ahora hemos retrocedido un 80% en esta materia debido a la sordera de estos gobiernos”.