Pese a que ayer el Cuarto Juzgado de Garantía decretó arresto domiciliario total y arraigo nacional para el desaforado senador UDI por la región de Tarapacá en el marco del caso CORPESCA, la fiscal Ximena Chong confirmó que Jaime Orpis seguirá recibiendo su dieta parlamentaria.

Pese a que no asistirá a sala ni comisiones legislativas por estar desaforado, el artículo 66 de la Ley Orgánica Constitucional del Congreso distingue entre la labor legislativa y la de representación, por lo que el pago de remuneraciones para quienes ya no legislan pero siguen siendo senadores está estipulada, según consigna El Mostrador.

Al igual que en el caso del senador RN Rosauro Martínez, acusado de violaciones a los DD.HH por su participación en el caso Neltume, a Jaime Orpis sólo se le descontarán algunas asignaciones parlamentarias como traslados, viáticos, publicidad y asesorías, por lo que recibirá el sueldo bruto de $6,5 millones

Sin asistir a las sesiones de salas y a las respectivas comisiones a las que pertenece, Orpis recibirá el dinero, pues así lo estipula la ley. El pago de las remuneraciones para los parlamentarios desaforados está asegurada por el Artículo 66 de la Ley Orgánica Constitucional del Congreso que distingue entre la labor legislativa y la de representación.

Jaime Orpis se encuentra imputado por el delito de cohecho, al recibir desde CORPESCA la suma de $233 millones de pesos e instrucciones sobre cómo votar leyes que incumbían a la empresa entre los años 2009 y 2013 el senador recibió de Corpesca la suma de $233 millones. Dicho monto habría sido dividido en pagos mensuales de más de $4 millones. Las más de 70 boletas ideológicamente falsas que emitió, además, le permitieron a la empresa rebajar impuestos, mientras que el costo del fraude al fisco mediante contratos falsos con cargo al Congreso suma $135 millones de pesos.

De inmediato, las redes sociales salieron a criticar la medida, usando el hashtag #JusticiaDeClase: