“Bolivia va a presentar una contrademanda con todos los argumentos”.

Con esas palabras, el primer mandatario boliviano Evo Morales confirmó esta mañana la acción que tomará el Ejecutivo en respuesta a la demanda presentada ayer por Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el río Silala.

Morales aseguró que la demanda de Chile fue “una sorpresa” y añadió que las razones para presentar una contrademanda son “para entender en términos populares, nos roban y nos demandan, usurpan usufructúan nuestras aguas y después nos demandan, se ha revocado la concesión en 1997 a partir de ese momento se llevan ilegalmente nuestras aguas, si nos basamos estrictamente en la concesión de 1908, desde 1940 ya no deberían usar las aguas del Silala”.

A juicio de Morales las aguas del Silala “es nuestro derecho, está en territorio boliviano, pero no es tanto como magnifican, que hay grandes piscinas (…) Lo que está en territorio boliviano depende de los bolivianos, no depende de los chilenos, queremos amistad, hermandad entre pueblos”.

“Lo más importante, es una alegría que ahora el Gobierno de Chile respete el Pacto de Bogotá, es una alegría que el Gobierno de Chile no va a dar ninguna objeción a la competencia de (Corte Internacional de Justicia) La Haya”, dijo en conferencia de prensa, según consigna la Agencia Boliviana de Información, ABI.