Esta mañana se confirmó que el sucesor de Burgos en la cartera del Interior será Mario Fernández(DC). El “Peta” – como le dicen en alusión al ex jugador de Santiago Wanderers, José “Peta” Fernández- se desempeñaba hasta ahora como embajador en Uruguay, donde reemplazó al comunista Eduardo Contreras.

Fernández se ha desempeñado en diversos cargos de La Moneda: fue subsecretario de Aviación y Guerra durante los gobiernos de Patricio Aylwin y Eduardo Frei, ministro de Defensa y de la Secretaría General del Gobierno durante el mandato de Ricardo Lagos.

En lo académico, Fernández fue miembro de la Juventud de Estudiantes Católicos (JEC) en el Liceo de Hombres de Rancagua. Respecto a sus estudios superiores, si bien partió estudiando Derecho en la sede de Valparaíso de la Universidad de Chile, en 1969 se trasladó a Santiago para continuar sus estudios y licenciarse en Ciencias Jurídicas y Sociales. Allí conoció a su esposa Loreto Arancibia, presidenta del centro de alumnos de Párvulos, y a algunos de sus amigos de la DC que estudiaban curso más abajo que él: Gutenberg Martínez, Soledad Alvear y Edgardo Riveros.

Entre 1971 y 1973 fue Consejero Nacional de la Juventud Demócrata Cristiana.

Luego se trasladó a Alemania Federal, y en la Universidad de Heidelberg estudió Ciencia Política, Derecho Internacional Público, Historia y Filosofía, obteniendo los títulos de Magíster y Doctor. Fue en ese mismo país donde tuvo un acercamiento a la Iglesia.

Según un artículo de La Tercera en 2006, cuando era ministro de Ricardo Lagos le detectaron un melanoma en el pie y tuvieron que cortarle el pulgar izquierdo, hecho que habría coincidido con un acercamiento más marcado a lo religioso. “El es un hombre de fe por sobre todas las cosas. Es respetuoso de la jerarquía eclesiástica, al punto que es capaz de agachar la cabeza si los obispos se lo piden, aunque no esté completamente de acuerdo”, aseguró uno de sus amigos en ese reportaje.

Una de las declaraciones más conservadoras de Fernández fue hecha en 2002, en plena discusión sobre el divorcio. “Estoy contra el divorcio porque la Iglesia está contra el divorcio. No tengo idea de las razones teológicas, yo no soy teólogo. Creo en todo lo que dice el cardenal. El es mi autoridad religiosa”, dijo en una entrevista con La Tercera.

Después de haber sido ministro de Defensa de Lagos, el ex presidente le confió en 2005 el cargo de ministro del Tribunal Constitucional -según dicen algunos, con promoción de Soledad Alvear-, cargo que ocupó hasta 2011 y que no estuvo exento de polémicas. A pesar de que la la comisión técnica de salud de la DC había asumido en un congreso ideológico apoyar la distribución de la píldora del día después en 2007 -documento que conoció a pesar de haber congelado su militancia durante su permanencia en el TC-, un año después no dudó en votar a favor de un requerimiento del diputado José Antonio Kast y 31 parlamentarios de derecha que declaraba inconstitucional dicha píldora.

La votación se resolvió con 6 votos a favor del requerimiento y 4 en contra, por lo que el voto de Fernández fue determinante.

En ese tiempo Carlos Ominami dijo: “La responsabilidad aquí es del partido Demócrata Cristiano. Mario Fernández tiene derecho a todas las convicciones religiosas que estime convenientes pero de ahí a ejercerlas desde el Tribunal Constitucional es un abuso de confianza con quienes votamos por él en el Senado. Fue un grave error poner su nombre para ser propuesto para integrar el TC”.

Fernández justificó su voto argumentando que la idea de que “‘la ley protege la vida del que está por nacer’ pertenece a la esfera del derecho a la vida consagrado en el artículo 19, número 1º de la Constitución Política de Chile”.