Desde el Congreso, los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric enviaron hace cinco días un saludo a Unidos Podemos, la coalición de Podemos y la Izquierda Unida que el pasado 26 de junio disputaban las elecciones generales de España.

Incluso, militantes del partido del Jackson, Revolución Democrática, viajaron a España invitado por el Podemos, la colectividad española liderada por el candidato presidencial Pablo Iglesias, como observadores de los comicios.

Los cálculos preelectorales y el constante crecimiento de Podemos desde su aparición en 2014 auguraban que se quedarían con el segundo lugar desplazando al PSOE,  sin embargo fue cerca de un millón de votos los que no llegaron, postergando a la coalición de izquierda al tercer lugar.

Consultado por El Desconcierto, el diputado de RD, Giorgio Jackson dijo que “la misma lista, Unidos Podemos, ha sido bastante enfática en decir que sus expectativas estaban más altas, por lo tanto este resultado no se ajusta a esas expectativas ni a las encuestas”. El parlamentario añadió además que “haya quedado el PP con una ventaja como la que se manifiesta en los resultados, demuestra que hubo una dificultad de sacar a la gente a votar”. 

Y agregó que “refuerza la idea de que es muy difícil intentar crear alternativas al status quos o al conservadurismo en países europeos, en los cuales está tan fuerte esta ola anti-europea”.

Por su parte, Gabriel Boric, diputado por Magallanes indicó que “no es el resultado que se esperaba, sin embargo no hay que dejar de destacar que un partido creado hace dos años obtuvo más de cinco millones de votos, con un compromiso de cambio estructural al actual modelo que se estaba imponiendo en España, reivindicando principios de un estado garante de derechos sociales universales”.

El parlamentario asegura que las demandas que defiende el pacto europeo son también compartidas en Chile y que, en ese sentido, señaló que “tenemos mucho que aprender del proceso de nuestros compañeros españoles”.

En relación a esto, tanto Jackson como Boric, aseguraron que “llegar a los adultos mayores es uno de los principales desafíos”. “Al menos, en las calles, cuando hay conocimiento con respecto a RD o al trabajo que estamos haciendo en el parlamento, se genera bastante adhesión”, dice Jackson.

“En nuestros adultos mayores hay una gran decepción de la política tradicional, hay un sentimiento de lejanía, de rechazo, de que les han mentido durante mucho tiempo. Y a ellos también tenemos que ser capaces de convocarlos, quizá con otros medios” señala Boric, apuntando al trabajo en terreno como una de estas vías, opinión que también comparte el líder de RD. “El desafío es cómo territorialmente nos expandimos para que más gente pueda conocer el proyecto”, declara el ingeniero.

Para Gabriel Boric, una parte importante de las principales demandas de la tercera edad en nuestro país son las AFP. “Es una crisis incipiente que en la medida en que siga jubilando más gente con este sistema de 1981, va a terminar reventando porque no alcanza para vivir no más”, asegura el político.

Ante esta situación, ambos legisladores rechazan el modelo de capitalización individual, y apoyan un sistema de seguridad social, “eso quiere decir, un sistema solidario inter-generacionalmente, para que se ponga como foco la obtención por parte de los adultos mayores de una pensión justa” dice Giorgio Jackson.

“Sin embargo somos minoría todavía en el Congreso, pero el tema es tan evidente que claramente se requiere una reforma estructural y no solamente parche. De partida que la administración de los fondos de pensiones deje de ser un negocio y pase a ser un derecho social. No puede ser que las AFP sigan haciendo negocio con el trabajo de años de miles de chilenos y entreguen pensiones de miseria” agrega Gabriel Boric.