Lleva más de un día siendo trending topic en Twitter y su video ya acumula casi 30 mil visitas en YouTube. En una entrevista del día jueves con CNN, la abogada y docente de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, Carola Canelo, disparó contra todos los actores del debate estudiantil y no dejó títere con cabeza. Amiga en Facebook de la fiscal Ximena Chong y defensora acérrima de los estudiantes, la abogada Canelo está acostumbrada a ser controversial.

Hija de una profesora normalista y un profesor de educación física, Carola Canelo egresó del colegio San Agustín de Ñuñoa en 1988. En un artículo de la revista Qué Pasa del 2011, Canelo contó su incertidumbre al salir del colegio: no sabía qué carrera elegir. “Jamás me vi en este escenario, con mi propio estudio de abogados y siendo académica de la Chile”, contó. Una vez egresada de la emblemática escuela de Pío Nono, la Universidad de Talca le ofreció una beca de estudios de postgrado en Europa para luego volver a enseñar allí, ya que se tituló con el premio Pedro Montenegro al haber obtenido las más altas notas de su generación. Optó por una Beca Presidente de la República para el Washington College of Law en EE.UU.

Entre 200o y 2004 ejerció como abogada asociada en el prestigioso estudio Carey y Compañía, que se especializa en el área de propiedad industrial y derecho comercial, propiedad de Guillermo Carey Claro. Según señalan alumnos de Canelo, la abogada se retiró el estudio cuando le dejaron en claro que nunca sería socia “por su apellido”, tras lo que fundó Canelo Abogados, que se dedica a su especialidad: derechos de propiedad intelectual y derecho comercial.

Fan de la serie Ally McBeal y de la música de los ’80, se metió con todo en el debate educacional en 2011, cuando preparó con cerca de 50 alumnos un documento con propuestas en la materia para el Congreso, mientras la Facultad de Derecho estaba en paro. El emblemático 4 de agosto de 2011 recorrió las comisarías para obtener la libertad de sus alumnos detenidos, incluyendo a la presidenta del Centro de Estudiantes de la época, Constanza Martínez, hoy parte de Izquierda Autónoma, colectividad que no se libró de sus críticas en CNN, al calificarla como un producto derivado de la Nueva Mayoría -apelativo que también le dedicó a RD- y “un desastre” por dividirse.

“Siento que a mi generación le corresponde una mayor responsabilidad. Los 40 son una edad en la que en forma natural se debe asumir un liderazgo, que tiene que ir en beneficio del país”, declaró a Qué Pasa en 2011. En noviembre de 2015 patrocinó un recurso de protección de un grupo de estudiantes de Derecho de la Universidad de Chile contra la Presidenta Bachelet por haber incurrido ésta en una ‘omisión arbitraria e ilegal’, al no enviar al Parlamento un proyecto de ley que implemente la educación superior pública gratuita, según los términos del Pacto de la ONU.

“A través de ese recurso se ha solicitado a los tribunales superiores de justicia que protejan el derecho a la educación pública superior gratuita de toda persona en Chile, así como el derecho de propiedad sobre ese derecho; es una acción de rango constitucional que consiste en que cualquier persona pueda acudir a los tribunales superiores, esto es, a la Corte de Apelaciones respectiva, y en segunda instancia, ante la Corte Suprema, para que sus miembros adopten medidas de seguridad o cautela de un derecho”, señaló hace poco a El Ciudadano.

Sus alumnos la califican como “puro corazón de abuelita” y conflictiva a la vez en el sitio Wikibello, donde describen a los profesores anónimamente. Ahí también señalan que sus frases típicas son “es un derecho social” -lo que queda claro en el video de CNN-  y “¡very goood!” como aprobación a una buena respuesta, las que suele premiar regalando “jumbitos” nominales. Partidaria de que la Universidad de Chile sea gratuita, hizo campaña contra el candidato que perdió las elecciones a decano de la Facultad de Derecho, Pablo Ruiz Tagle.

Durante poco tiempo ejerció como profesora también en universidades privadas, por lo que suele ser muy crítica de ellas, pero no tanto como lo es de la Nueva Mayoría y Chile Vamos:  “tienen evidentes intereses en universidades privadas. Por ejemplo, la Universidad del Desarrollo, está vinculada a políticos de la UDI; la Miguel de Cervantes a la DC; la Universidad Diego Portales tuvo como rector al señor Francisco Javier Cuadra; la Universidad Arcis ha estado vinculada al Partido Comunista”, declaró hace poco en una entrevista, agregando que también “existen políticos que tienen directo interés en el sistema de acreditación que ha significado un lucrativo negocio para algunos, incluso con graves casos de conflicto de interés, en que por una parte un académico es remunerado por una universidad, y por el otro, su cónyuge es el jefe del grupo de acreditadores, también debidamente remunerado”.

De no prosperar el recurso de protección que patrocina, Canelo no descarta acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, invocando el Pacto de San José de Costa Rica o la Convención Americana de Derechos Humanos. “Es posible acudir a esa instancia cuando un Estado, como ocurre con el nuestro, vulnera los derechos humanos garantizados por tratados internacionales, como el derecho a la educación pública superior gratuita consagrado en el Pacto de la ONU”, ha declarado.

Vuelve a revisar el video de su entrevista aquí.