Su obra librográfica es contundente: “Luis Emilio Recabarren: Una biografía histórica”, “Desgarros y utopías en la pampa salitrera: la consolidación de la identidad obrera en tiempos de la cuestión social (1890-1923)”, “Trabajos y rebeldías en la pampa salitrera” (1998), “¿Chilenos todos? La construcción social de la nación (1810-1840)” (2009), “Su revolución contra nuestra revolución” (dos tomos, 2006 y 2008) e “Historia Contemporánea de Chile” (cinco tomos en coautoría con Gabriel Salazar, 1999-2002).

El académico de la Universidad de Santiago, Julio Pinto, fue reconocido durante la tarde de este lunes con el Premio Nacional de Historia 2016. Pinto ha dedicado su carrera a la investigación de diversos temas, en especial los relacionados a la conformación del Estado en Chile y el proceso de la Unidad Popular.

Entre sus estudios se encuentra el Bachillerato en Artes con mención en Historia (1978), Master en Artes con especialidad en Historia de América Latina (1979), Master en Filosofía, especialidades Historia del Cono Sur; América Latina Colonial y Francia entre 1789 y 1914 (1983), y Doctorado, mención Historia (1991) por la Universidad de Yale.

Actualmente es el director del Programa de Doctorado en Historia de la Universidad de Santiago de Chile y se ha desempeñado como Académico del Departamento de Historia de esta Universidad desde la década del ’80. Los resultados de sus investigaciones han sido publicados en numerosas revistas y libros, tanto en Chile como en el extranjero.

Apenas se supo que Pinto había sido elegido en el Mineduc frente a la ministra Adriana Delpiano, Twitter no escatimó en elogios para un historiador que siempre ha estado del lado de los procesos sociales.

Mira algunas reacciones a su triunfo en redes sociales: