La ministra de Educación, Adriana Delpiano, se reunió este viernes durante casi dos horas con la mesa ejecutiva de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) para analizar el proyecto de reforma a la educación superior.

Tras el encuentro, los estudiantes mantuvieron sus críticas, asegurando que el modelo sigue intacto, lo que puede verse en que sigue existiendo el CAE pese a la gratuidad, y no se plantea en ninguna parte castigar penalmente el lucro en los planteles privados, aplicándoles solo una sanción.

El presidente de los estudiantes de la Universidad Central, Gabriel Iturra, expresó que “la ministra no tuvo claridad legislativa ni programática, ni de fecha, ni de calendario, ni de materia como contenido de fondo”, consigna Cooperativa.

“En ese sentido, acá el Gobierno y el Mineduc han tomado una decisión de mantener a las familias endeudadas en Chile, por lo menos, de acá a 10, 15, 20 años, que es justamente el futuro que va a tener esta reforma educacional”, aseguró.

“No hay fecha ni claridad de cuándo se van a implementar estas indicaciones que se nos plantean hay una fecha límite, que es en septiembre, cuando se firma la Ley de Presupuesto, y esperamos que antes de eso se pueda eliminar el CAE como un piso mínimo para seguir conversando”, dijo.

El presidente de la Feusach, Patricio Medina, señaló que elaborarán una contrapropuesta al proyecto, para poder incluir sus demandas en el debate que se iniciará en el Congreso, añadiendo que lo planteado por el Gobierno “sigue siendo un método perverso de endeudamiento a miles de estudiantes y donde más quedamos en duda es sobre el Crédito de Aval del Estado y endeudamiento, principalmente”, sentenció.