A eso de las 13 horas de hoy, cerca de 70 alumnos ingresaron a la oficina de Eduardo Silva, rector de la Universidad Alberto Hurtado. Con carteles y pancartas, los manifestantes encararon a la autoridad con el objetivo de exigirle anular el castigo con que la institución suspendió a 22 estudiantes y a otros 3 los expulsó a causa de los daños al inmueble producidos tras una toma en la sede de la casa de estudios durante junio y julio de este año.

Al tiempo que esto ocurría, la ministra de Educación Adriana Delpiano conversaba con T13 Radio respectó a este mismo tema. “Nosotros no nos podemos habituar como país a que esto es natural, que alguien hace una toma en un establecimiento y lo deja absolutamente dañado”, declaraba Delpiano en la entrevista, añadiendo que estaba totalmente de acuerdo con la decisión tomada por el rector Silva en el sumario. “Creo que ha hecho muy bien”, dijo la secretaria de Estado.

Al enterarse de esto, los manifestantes hicieron valer su rabia y se produjeron enfrentamientos dentro de las dependencias de la universidad. La protesta se acaloró y pretendió llegar hasta el Ministerio de Educación. Ahí fue cuando Carabineros apareció en escena.

La fuerza policial actuó con dureza. Entraron pegando lumazos y agrediendo a los manifestantes, un fotógrafo quedó inconsciente, una alumna quedó con convulsiones y tec cerrado y siete estudiantes pasaron a control de detención, entre ellos el presidente de la Feuah, Gustavo Orellana.

Pese a la represión, un grupo de estudiantes logró llegar hasta las puertas del Mineduc (ubicadas a un par de cuadras de la universidad) para protestar. Dicha manifestación también fue duramente disuelta por Carabineros.

Mira el video de la represión acá: