Ya no es sólo un bochorno. Desde ayer lunes, es también una investigación del Ministerio Público.

Ayer lunes la Fiscalía anunció que investiga el error en el padrón, que cambió de domicilio a casi medio millón de personas, por posible fraude electoral luego de una denuncia interpuesta el pasado viernes.

En ese contexto, Luis Acevedo, director del Registro Civil, llegó a eso de las 8 de la mañana de este martes a la Fiscalía Centro Norte para declarar en calidad de testigo ante Ximena Chong, jefa de la unidad de Alta Complejidad.

Cabe destacar que ayer el fiscal Andrés Montes anunció también que se enviaron los antecedentes del caso al Consejo de Defensa del Estado para que analice si se hace parte de la causa.

La investigación indaga específicamente posibles delitos explicados en el artículo 56 de la Ley Electoral. En ella, según consigna La Tercera, se persigue el extravío de información.

“El que por negligencia extraviare documentos, solicitudes de cambio de domicilio electoral, solicitudes de acreditación de avecindamiento o destruyera información computacional que contenga antecedentes del Registro Electoral o del Padrón Electoral y de los Padrones de Mesas Receptoras de Sufragios, sufrirá la pena de prisión en su grado máximo“, dice el texto.