Después de 10 meses de incertidumbre política, finalmente España tiene gobierno. Con 170 votos a favor, 111 en contra y 68 abstenciones, el líder del Partido Popular obtuvo la presidencia.

Solo la abstención del PSOE, después de dos elecciones y meses de peleas varias, pudo destrabar la investidura a favor de Rajoy, que cumplirá ahora su segundo mandato al frente de España por los próximos 4 años.

Sin embargo, no todo pinta perfecto para el nuevo mandatario. En el mismo momento en que investido presidente, miles de personas empezaron a llegar a la Puerta de Sol en pleno Madrid para manifestar su rechazo al acuerdo que le dio a Rajoy el cargo.