El paro de los funcionarios públicos sigue siendo un dolor de cabeza para el gobierno, que la semana pasada fracasó en su intento de aprobar el reajuste en la Cámara de Diputados, donde la propuesta del Ejecutivo no recibió ningún voto a favor.

Sin embargo, el ministro de Hacienda no da su brazo a torcer e insiste en su propuesta de 3,2% de reajuste, pese a que en realidad no significa ningún aumento para los trabajadores al ser una cifra que iguala la inflación actual. “En términos reales, el gobierno propone bajarle los sueldos a los trabajadores”, dijo a El Desconcierto el economista Hugo Fazio.

Hoy se reunirán los timoneles de la Nueva Mayoría con el Ejecutivo para destrabar el proyecto, lo que se lograría con el ingreso de un veto presidencial. En paralelo, ya salió desde La Moneda la orden expresa de descontarle las remuneraciones a las funcionarios que se adhieran al paro.

Se trata del oficio N° 24, con fecha del pasado viernes 4 de noviembre, firmado por los ministros de Interior Mario Fernández y de Hacienda Rodrigo Valdés. En él se ordena a los directores de los servicios públicos a “aplicar descuentos por los días u horas no trabajados. Esto deberá aplicarse desde el primer día de paralización”.

El documento da cuenta de que se debe establecer un sistema que acredite que no se asistió a trabajar. “Dicho sistema puede contemplar cualquier medio, antecedente o elemento de juicio que resulte necesario para comprobar, en forma objetivo, que no se han desarrollado las funciones para las cuales son nombrados o contratados los funcionarios públicos”.

Mira el documento acá:

oficio hacienda interior

oficio hacienda interior