Estados Unidos reconoce que sus campañas aéreas en Irak y Siria han dejado decenas de víctimas civiles en menos de 10 meses.

“En cada uno de los casos difundidos hoy, la evaluación ha determinado que aunque se tomaron todas las precauciones posibles y los ataques cumplieron las leyes de conflictos armados, desafortunadamente se registraron bajas civiles”, ha afirmado en un comunicado emitido este miércoles el coronel John Thomas, portavoz del Mando Central estadounidense (CENTCOM).

Según el informe, al menos 64 civiles han muerto y otros ocho han resultado heridos en 24 ataques contra las posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) durante los bombardeos realizados por aeronaves estadounidenses en Irak y Siria entre el 20 de noviembre de 2015 y el 10 de septiembre de 2016; ofensivas aéreas que se llevaron a cabo en el marco de la llamada coalición liderada por Estados Unidos.

El 20 de noviembre de 2015, de acuerdo con la referida nota, 5 civiles murieron a causa de un ataque aéreo de las Fuerzas Armadas de EE.UU cerca de la ciudad Deir al-Zur, en el este de Siria.

Además, 10 civiles perdieron la vida debido a un ataque lanzado el 5 de marzo de 2016 contra una instalación de fabricación de armas de Daesh cerca de la ciudad iraquí Mosul.

A su vez, el comandante Josh Jacques, otro portavoz del CENTCOM, ha admitido que, según las estimaciones del Pentágono, los ataques aéreos realizados desde 2014 por las Fuerzas Armadas de EE.UU, han dejado 119 civiles muertos y otros 37 heridos.

Sin embargo, la cifra parece ser mucho mayor que este informe. El pasado octubre, Amnistía Internacional (AI) informó que los bombardeos de la llamada coalición internacional han provocado solo en Siria la muerte de 300 civiles en los últimos dos años.

EE.UU. comenzó en agosto de 2014 a bombardear varias regiones de Irak, so pretexto de combatir a Daesh, y amplió el 23 de septiembre de ese mismo año su campaña a Siria en el marco de una coalición en la que participan varios de sus aliados regionales y occidentales.

Tanto el Gobierno de Irak como el de Siria cuestionan la efectividad de dichos bombardeos y critican a la citada coalición por los daños estructurales y las muchas víctimas civiles que han dejado tras de sí sus acciones.

*Por Resumen Medio Oriente.