La noticia de que Bancard, de Sebastián Piñera, compró una relevante fracción de la empresa peruana Exalmar S.A. en medio del juicio de La Haya desató miles de críticas contra el ex presidente.

Incluso, él mismo tuvo que salir a dar explicaciones y confirmó la inversión, aunque dijo que nada tenía que ver con el fallo de la Corte Internacional.

En ese contexto es que se ha cuestionado la figura de su fideicomiso ciego, realizado de forma voluntaria -aunque presionado por la opinión pública- con el objeto de desligarse, supuestamente, de sus inversiones y así llegar con las manos vacías a La Moneda.

Mónica Rincón y Daniel Matamala, en su habitual editorial en CNN Chile, dieron su punto de vista sobre este tema calificando al fideicomiso como uno “tuerto”.

“Política y negocios ha sido el blanco mas delicado para Sebastián Piñera y vuelve a serlo hoy”, comenzó Daniel Matamala.

“A pesar del fideicomiso ciego al llegar a la presidencia, este no incluía toda su fortuna, por ejemplo, las inversiones extranjeras“, continuó Rincón.

“Por eso el ex presidente se defiende diciendo que él no participó en la administración de Bancard y que la menor parte de la compra fue antes del fallo de La Haya”.

“Pero lo relevante no es eso, lo central es que el ex mandatario no hizo un fideicomiso ciego, sino mas bien uno tuerto, donde no entraron todos sus bienes por más que en la práctica él no estuviera al frente de su administración”, comentó la periodista.

Los conductores si bien reconocieron que no era una obligación para Piñera dejar parte de sus negocios fuera de su control, explican que el estandar debe ir más allá de lo que es legal o no.

Aquí puedes ver la intervención: