Para el verano de 2017 está proyectada su instalación. Luego de aprobarse con total apoyo, ambas bancadas del Congreso visaron el proyecto de una barrera de termopaneles transparentes para las galerías de la Cámara de Diputados. Esto a propósito de los incidentes que se vivieron la semana pasada durante la discusión del reajuste al sector público, que terminó con un violento desalojo por parte de Carabineros.

La barrera tendría como objetivo proteger a los parlamentarios de lanzamiento de monedas, zapatos y otros elementos, que en ciertas oportunidades han caído en el hemiciclo.

Ante esto, la Asociación Nacional de Funcionarios de Trabajadores Parlamentarios de Chile (Afutraparch) envió una dura carta al Presidente de la Cámara de Diputados, honorable Osvaldo Andrade, donde rechazan la iniciativa señalando que “no sólo son excesivas y desproporcionadas, sino que contribuyen a alejar aún más a la ciudadanía de la labor política que se encuentra tan desprestigiada”.

“Más extraño aún parece que, mientras se ha señalado públicamente que se está en una política de ahorro y restricciones presupuestarias por el aumento de parlamentarios a partir de 2018, argumento que ha servido de excusa para no acceder a peticiones expresadas por las y los trabajadores, se incurra en estos gastos que no tienen justificación alguna”, agregan.

Lee la carta completa acá:

 

Señor
Osvaldo Andrade Lara Lara
Presidente Cámara de Diputados
Presente,

De nuestra consideración,

Por intermedio de la presente nos dirigimos a usted con el objeto de manifestarle, y por su intermedio a la Honorable Cámara de Diputados, nuestro rechazo a la iniciativa, que hemos conocido a través de la prensa, en la que se pretende instalar termopaneles transparentes que separen las graderías del hemiciclo con la sala de sesiones.

Al parecer la medida obedecería a impedir que se lancen objetos como monedas, papeles u otros desde el público hacia las y los parlamentarios cuando se encuentren sesionando.

Estamos persuadidos que esta medida se enmarca en una serie de decisiones que, desde hace un tiempo a esta parte se han venido tomando en la cámara, que tienden a un excesivo control tanto del público, visitas como de quienes trabajamos en el edificio. Esto comenzó con los torniquetes de acceso, nuevo circuito cerrado de televisión, cierre electrónico de puertas y ahora el anuncio que afectaría las graderías producto de las manifestaciones del público, decisión  que escapa a toda comprensión cuando estas situaciones ocurren en contadas ocasiones durante el año legislativo.

Consideramos que, aparte de los gastos millonarios de estas medidas restrictivas al interior de un edificio como el que alberga al Congreso Nacional, parte de uno de los poderes del estado en el que se expresa la democracia, no sólo son excesivas y desproporcionadas, sino que contribuyen a alejar aún más a la ciudadanía de la labor política que se encuentra tan desprestigiada.

Más extraño aún parece que, mientras se ha señalado públicamente que se está en una política de ahorro y restricciones presupuestarias por el aumento de parlamentarios a partir de 2018, argumento que ha servido de excusa para no acceder a peticiones expresadas por las y los trabajadores, se incurra en estos gastos que no tienen justificación alguna.

Nos parecen fuera de lugar estas decisiones cuando observamos que en el Senado, instalado en el mismo edificio que nosotros, sin obviar las necesarias medidas de seguridad, se mantiene un discreto y ponderado ejercicio del control lo que hace más amigable y menos intimidante el acceder a sus instalaciones.

Esperamos que tanto la mesa, como las y señores parlamentarios reflexionen más profundamente sobre el alcance y significado de medidas de esta magnitud y que en conciencia decidan dar marcha atrás, no sólo por el bien de la democracia en nuestra nación, sino que también por el prestigio y consideración positiva que esperamos que las chilenas y chilenos tengan por el lugar en el que se legisla por el bien de nuestro país.

Sin otro particular, le saluda cordialmente,

ASOCIACIÓN NACIONAL DE FUNCIONARIOS DE TRABAJADORES PARLAMENTARIOS DE CHILE
AFUTRAPARCH