“Calificamos como lamentable la postura que ha tenido el Gobierno, no sólo con los empleados públicos, sino también con quienes están en la empresa privada. Definitivamente, las autoridades le han dado la espalda a los trabajadores del país”.

Con estas palabras la Unión Portuaria de Chile criticó el actuar del Ejecutivo respecto a los conflictos laborales que han acontecido estas últimas semanas en el país, apuntando sus dardos a la escasa capacidad de negociación y resolución de conflictos, por parte de las autoridades.

“Es vergonzosa la actitud que ha tenido el Gobierno. Si pareciera, por no afirmarlo tajantemente, que los intereses que realmente quieren defender son los de los empresarios. Lo que todo el país está presenciando, en cuanto a la huelga en Sodimac, que ha sido silenciada de forma asquerosa por los medios de comunicación, no puede prolongarse más sin que los respectivos servicios intervengan en favor de los trabajadores. Una situación similar a la que viven hoy en día los compañeros de Sintec, en Alto Maipo. ¿Es que acaso el Ministerio del Trabajo o la Inspección del Trabajo se quedarán de brazos cruzados?”, afirmó la UPCH, por medio de su vocero, Pedro Riquelme.

Asimismo, criticaron el desconocimiento constante que las autoridades han hecho de una serie de acuerdos con distintos sectores del mundo laboral. “Como portuarios hemos tenido varios desencuentros con el Gobierno, precisamente porque se ha querido hacer la vista gorda de importantes acuerdos que nos afectan como trabajadores, situación que igualmente se ha visto con compañeros de otros rubros. Aquí ha quedado de manifiesto un claro giro a la derecha por parte de un Gobierno del cual anhelábamos mucho más de lo que ha dado hasta ahora. Y el último cambio de gabinete es un claro ejemplo de lo que señalamos. Acá hay un giro a la derecha y eso nadie lo puede negar”, concluyó Riquelme.