Esta mañana, la Conmebol le dijo al mundo que importa más los motivos comerciales que rendirle homenaje al club Chapecoense, que perdió casi la totalidad de su equipo, técnicos y directiva en un trágico accidente aéreo mientras se trasladaban a jugar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional de Medellín.

El elenco cafetero había anunciado que quería que Chapecoense fuera declarado campeón del certamen continental. Pero no era tan fácil. “La Copa Sudamericana tiene compromisos comerciales de televisión y esponsorización, lo cual significa que Conmebol tendría que resarcir los perjuicios por la no realización de los partidos de la final. Habría una connotación de orden económico”, explicó el vicepresidente de la Federación Colombiana de fútbol Jorge Perdomo tras reunirse con el presidente de la Conmebol Alejandro Domínguez.

El dirigente esbozó la posibilidad de que el partido se reprograme para el 2017.

Pero desde Nacional no están de acuerdo con esa decisión. Según publica Goal.com, el representante de Chapecoense Luiz Taveira, quien se encuentra en Medellín, dio a conocer que el club colombiano le comunicó que si la Conmebol los obliga a jugar el partido, de todas formas el título sería para el Chapecoense.

Esto porque Atlético Nacional jugaría con una escuadra sub 17 o con uno profesional, pero que en cualquiera de los casos no opondría resistencia.

Y no es solo eso. Todo apunta que a partir de la tragedia se generaría un lazo entre ambos clubes. “Pretenden que el lazo de amistad sea de al menos seis años para ayudar a generar una reestructuración completa. Y que buscarán usar el escudo del club brasileño en la camiseta. Salí muy emocionado de las reuniones”, dijo Taveira.