De todos los discursos que se dieron en el Encuentro Nacional de la Empresa 2016 (Enade), el de Horst Paulmann parece ser el más “republicano”.

Lejos de la retórica apocalíptica de sus pares empresarios, el llamado “dueño del retail” infló el pecho a la hora de hablar de las políticas económicas en Chile, “iniciada por los Chicago Boys en los años 70 y continuada por los gobiernos de Aylwin, Frei, Lagos, Bachelet y Piñera“. Además, declaró que “los países vecinos han copiado lo que hicimos en Chile y avanzan fuertemente”.

El dueño de Cencosud se desmarcó de quienes criticaron las reformas de Bachelet y dijo que “Chile es hoy, y seguirá siendo, un país extraordinario. Como en los últimos 40 años, habrá empresarios y ejecutivos que sabrán llevar al país por aguas a veces más agitadas (…) el empresario chileno hoy compite con el mundo, no hay ninguna empresa de retailer de un país sudamericano presente en otro país, salvo las empresas chilenas”.

Además de agradecer a Ricardo Lagos por entregarle la nacionalidad por gracia, también se mandó una frase para el bronce: “Los empresarios no trabajamos para hacernos más ricos, trabajamos porque es nuestro ADN. Crear empresas y generar trabajo“, afirmó, según publica hoy La Tercera. Paulmann posee, según Forbes un patrimonio de 5,2 miles de millones de dólares.

Para cerrar su discurso que quería aunar a políticos y empresarios, reclamó que “en vez de trabajar juntos y seguir con el país en la senda de crecimiento, los políticos y empresarios tratamos de hacer las cosas por el camino equivocado. No hay país que crezca sin empresarios honestos y con ganas de hacer crecer a su empresa y al país. El empresario puede equivocarse, al igual que los políticos”.