Pese a semanas de movilización, protestas y difusión pública de la primera huelga del sindicato más grande de Chile, la empresa logró que se acordara un bajísimo reajuste del 2%, incluso menor a una oferta hecha por la misma firma antes de la paralización.

Hace días, entre los trabajadores, se hablaba de que Sodimac estaba jugando al desgaste. Una muestra de aquello fueron sus últimos ofrecimientos, progresivamente más bajos que el 5% de reajuste por sobre el IPC ofrecido el 7 de noviembre pasado.

Así las cosas, este lunes se acordó, según informa Homecenter, un reajuste del 2% por sobre el IPC y un bono de término de conflicto de $200.000 por trabajador. Esta propuesta fue hecha por la empresa el 29 de noviembre, según informa el comunicado de la empresa.

Los trabajadores buscaban un reajuste al menos de un 7%. ¿La razón? Las millonarias ganancias de la firma del Grupo Bethia de la familia Solari y los bajos sueldos de buena parte del personal. Según datos del sindicato, el 70% de los trabajadores gana 400 mil pesos al mes.

La gigantesca empresa comunicó el fin de la movilización a través de un comunicado. En él expresan que “en este proceso nadie ganó y es el momento de recomponer nuestra unidad. Estoy seguro que esta etapa será un paréntesis en la construcción de nuestra empresa, que nos permitirá sacar aprendizajes para seguir avanzando hacia el futuro”, dijo el gerente general de Sodimac Chile, Eduardo Mizón.