Como consigna El Mundo, Barack Obama ordenó a las agencias de inteligencia estadounidenses que realicen “una revisión completa” de las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre ante el temor de que Rusia haya intervenido en el proceso electoral, según ha revelado Lisa Monaco, asesora del mandatario en asuntos de Seguridad Nacional.

Por otro lado, varios líderes republicanos del Senado, entre los que destacan los senadores John McCain y Lindsey Graham, están impulsado una investigación sobre la presunta interferencia rusa en los comicios y las posibles amenazas cibernéticas contra los sistemas militares de EEUU.

Recordemos que Washington acusó en octubre a Rusia de haber lanzado ciberataques para tratar de influir en las elecciones presidenciales.

Antes de los comicios, hackers, presuntamente vinculados a Rusia, llevaron a cabo ciberataques contra el Comité Nacional Demócrata y accedieron a los correos personales del jefe de la campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton, John Podesta, entre otros.

Muchos de estos correos electrónicos fueron publicados por WikiLeaks y supusieron un quebradero de cabeza para Hillary durante la campaña electoral, ya que se vio obligada una y otra vez a responder a los republicanos sobre su contenido.