El escándalo suscitado por el regalo de una muñeca inflable al ministro Luis Céspedes “para estimular la economía” dejó mucho a su paso.

Críticas de miles de personas en redes sociales y la noticia en decenas de portales de todo el mundo, fueron el saldo de un bochornoso incidente, que además de contar con las sonrisas de Roberto Fantuzzi y Céspedes, brillaron también las de José Miguel Insulza y Alejandro Guillier, ambos pre candidatos presidenciales.

Sin embargo, no pasó mucho más. Este jueves Roberto Fantuzzi había presentado su renuncia a su cargo como presidente de Asexma pero luego de la deliberación del directorio, se decidió dejar su situación tal cual.

En un comunicado, la asociación llamó a “dar vuelta la página”.

“A pesar de no tener el conocimiento previo de los regalos que se entregarían a los invitados especiales, el directorio asume el error cometido y expresa su profundo y categórico rechazo a lo ocurrido”, explicaron.

“Entendemos la difícil situación que involuntariamente se le ha generado (al ministro) como consecuencia del reprochable obsequio que se le realizó en la cena anual de la institución”, afirmaron desde los mandamases de la organización.

“Sin dejar de reconocer en ningún momento, la gravedad de los hechos por todos conocidos, el Directorio ha acordado mantener en su cargo a don Roberto Fantuzzi“.

Además, como ha sido la tónica, se escudaron en que nadie les avisó que el regalo era incorrecto. “Nadie de los 1.300 invitados expresó su malestar por los hechos ocurridos, solicitamos también a todos ellos que acepten nuestras excusas y que nos perdonen por lo acontecido”.