El estudio citado en La Tercera señaló que entre los años 2010 y 2014 se reportaron en el sistema público de salud un total de 5.110 atenciones por violencia de género y violación, pero sólo en un 40% de los casos las víctimas pudieron acceder libremente a la anticoncepción de emergencia.

Las comunas de Colina, Palena, Río Verde, Torres del Paine y Corral, no proporcionaron la píldora, ni tampoco la tienen en stock, señaló el informe.

“Las (mujeres) que no recibieron anticoncepción de emergencia quedan fuera de la política pública”, señaló a La Tercera, la presidenta de la corporación Miles Chile, Claudia Dides, quien plantea que no se deben colocar barreras a la compra de anticoncepción de emergencia ni su entrega en los consultorios y permitir la interrupción del embarazo, indicando también que es clave que se avance en el proyecto de ley de aborto en tres causales: inviabilidad fetal, riesgo de vida de la madre y violación.

“La tercera causal es muy importante para ayudar en este caso. También está la posibilidad de dar en adopción, pero con un sistema de adopción cómo el que tenemos en Chile no es una opción”, dijo Dides.

También criticó que no se esté cumpliendo la ley en las comunas donde no se está entregando la píldora de anticoncepción de emergencia.