Una vendedora ambulante de Providencia, en las cercanías de calle Lyon, estuvo a punto de recibir un parte de dos funcionarias de Carabineros que querían sancionarla por estar vendiendo verduras y frutas en la calle.

Sin embargo, y como pocas veces, la gente reaccionó. Una multitud se agolpó alrededor de la mujer, de avanzada edad, para discutirle a las policías las razones por las que le pasarían el parte.

A pesar de la omnipotencia con que suelen actuar las fuerzas de seguridad, esta vez, cedieron. La situación se puede ver a continuación en estos dos videos publicados por Bío Bío.

Mira el video acá: