El recientemente electo alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, tomó una decisión que seguramente molestará a más de algún político u operador de la región.

No realizará la tradicional fiesta de Año Nuevo que se celebraba en el Museo Lord Cochrane y que congregaba al alcalde, los concejales y otras autoridades de la ciudad.

La decisión fue anunciada durante la ‘Feria de los Mil Paños’ en la Plaza Sotomayor según consigna el sitio Golpe Noticias. 

El alcalde dio a conocer la noticia diciendo que “la tradicional fiesta que realizaba el alcalde para esperar conjuntamente a los concejales para el (Año Nuevo) en el museo Lord Cochrane no se va a realizar“.

“Lo que vamos a hacer es esperar junto a toda la gente. Esa es la propuesta nuestra e invitamos a todos los concejales y concejalas, a esperar como todos los porteños y porteñas en el plan, en la Plaza Sotomayor con un brindis muy austero que también refleja nuestra preocupación por el estado financiero en el que se encuentra la Municipalidad de Valparaíso”, cerró el edil.

Según publica El Mercurio de Valparaíso, la fiesta del año pasado tuvo un costo de 27 millones de pesos que se ahorrarían en su totalidad gracias a la no realización del tradicional evento.