Hoy, en medio del recurso de amparo presentado por la defensa de la machi Francisca Linconao y que pedía revisar sus medidas cautelares en el marco del caso Luchsinger Mackay, el gobierno cambió de estrategia.

Pareciera que rindieron frutos las presiones sobre el Ejecutivo, puesto que el abogado de la Intendencia de La Araucanía Alexandro Álvarez -querellante en la causa- alegó a favor de la libertad de la machi, principal demanda que Linconao para dejar la huelga de hambre.

“Una cosa es la pretención de persecución punitiva, que la seguimos sosteniendo y otra cosa es la pretención cautelar. En este caso opinamos que la libertad de la machi no afecta la prosecución del proceso”, sostuvo el abogado, según publica Soy Chile.

“La Intendencia opina que no es necesaria la prisión preventiva para asegurar el resultado de la investigación. La pretencion punitiva del Estado sigue adelante, pero al mismo tiempo se deben respetar los derechos humanos, entre los cuales están los de la machi”. Además, agregó que la salud de Linconao es un aspecto que la Corte debiese considerar.

La primera sala de la Corte de Apelaciones dará a conocer su decisión en 48 horas sobre si se mantiene o no la prisión preventiva para la machi.