Cerrar publicidad

Habla trabajadora desvinculada por Cathy Barriga en Maipú en pleno post natal: “No soy funcionaria fantasma”

La terapeuta ocupacional de la Universidad de Chile, Camila Díaz, que fue desvinculada mientras cumplía su post natal, hizo un llamado a la administración municipal: “Hay que empezar a respetar la maternidad, porque ellos justamente tienen una alcaldesa que es mujer, que tiene tres hijos”.

Por
/ Agencia Uno

La desvinculación de alrededor de 470 funcionarios a honorarios en la Municipalidad de Maipú sigue generando polémica en el inicio de la gestión de Cathy Barriga.

Cabe recordar que Barriga dijo que se trató de no renovaciones de contrato que concluían el 31 de diciembre y que muchos de ellos eran empleados fantasma, es decir, se les pagaba pero no trabajaban.

Pero fue la presidenta del Partido Regionalista Independiente (PRI) y vocera de la coalición Chile Vamos, Alejandra Bravo, quién le hizo un llamado a que debería evaluar su decisión: “Dentro de ese grupo también han sido desvinculadas mujeres embarazadas, con pre y post natal, inmigrantes, jefas de hogar”, detalló Bravo.

Y ahora, en conversación con El Desconcierto, una terapeuta ocupacional de la Universidad de Chile, Camila Díaz, que trabajaba para la dirección de salud Municipal de Maipú, para el convenio Más Adultos Mayores Autovalentes, explicó que fue desvinculada mientras cumplía su post natal: “No había renovación de contrato para mí, por no estar ejerciendo funciones en ese momento”.

La joven explica que “mi licencia post natal se extendió por un mes y medio por depresión post parto y solicité las dos semanas de vacaciones que me quedaban, porque en el contrato a honorarios se estipula que tenemos derecho a quince días de descanso al año”.

Sin embargo, Díaz revela que “yo pensé que no me iban a aceptar más licencias, que me iban a dar la opción de volver o irme, pero nunca que me iban a desvincular un 3 de enero, sin reuniones y a través de un correo electrónico enviado a las 9 de la mañana“.

“Yo no soy un funcionario fantasma, yo trabajé hasta la semana 34 de mi embarazo, ni si quiera adelanté mi pre natal. Trabajé hasta que llegó mi licencia pre natal, recibí los pagos hasta ese día porque después mi Isapre pagó mi licencia. La municipalidad no me pagó nada en ese período. Entonces hay que recalcar que aquí hay despidos injustificados”, detalla Camila Díaz.

En ese sentido, hizo un llamado a la nueva administración de Cathy Barriga. “Hay que empezar a respetar la maternidad, porque ellos justamente tienen una alcaldesa que es mujer, que tiene tres hijos. Además, el tema del funcionario público; No entiendo que hayan funcionarios públicos de primera, segunda y tercera clase, porque es eso lo que al final nos están haciendo sentir”, dice.

“Quiero mostrar que no todos los desvinculados somos flojos o nos merecemos lo que nos está pasando. Tengo miles de fotos de mi labor, momento hermosos, acompañamos a personas en sus momentos tristes también, corrí con mi panza para llegar a tiempo a realizar todas las actividades programadas, y mis usuarios retribuyeron esos esfuerzos con muchos regalos para mi hija. Hoy, con una hija de 7 meses, estoy sin trabajo y como yo lo veo, sólo fue por haber sido mamá, pues nunca se me hizo llegar una mala evaluación formal de mi labor, nunca fui cuestionada en mi desempeño, ni llegaron críticas por parte de mis usuarios”, concluye la terapeuta ocupacional.

Por si fuera poco, hace algunos días, cuando denunció a través de su Facebook su testimonio, fue bloqueada por 24 horas.

Notas Relacionadas

Comentarios