Luego de ser dado de alta esta madrugada y habiendo sido atendido en la Clínica Alemana, el presidente de Codelco, Óscar Landerretche, se refirió al atentado que sufrió la tarde de ayer, luego de que fuera entregada una bomba en forma de regalo en su domicilio en la comuna de La Reina.

En una conferencia sin preguntas, el militante del Partido Socialista habló a la prensa, calificando el atentado como algo “realmente muy violento, cobarde”. Además, habiendo sufrido heridas en el brazo, antebrazo y abdomen, el economista aseguró: “Creo que tuvimos suerte al final. La mayor parte de lo que ocurrió me pasó a mí y no a mi hija, tampoco a la señora Catalina, quien trabaja en mi casa”.

“No voy a hacer hipótesis al respecto, pero lo único que sí voy a decir es lo siguiente: “Si hay alguien por ahí que cree que con algo como esto el directorio de Codelco, la alta administración o yo mismo vamos actuar en forma diferente de cómo hemos estado actuando respecto en establecer buenas prácticas, probidad, control al lobby en la empresa que es de todos los chilenos, se equivoca profundamente”.