Durante el pasado miércoles, la Policía de Investigaciones detuvo al vicepresidente de la Fundación Daya sede Chillán, Tomás Flores, incautando al menos 15 plantas de cannabis sativa desde su hogar.

Los detectives llegaron hasta el domicilio tras una orden de investigación emanada desde el Tribunal de Garantía de Chillán, realizando un procedimiento que se extendió por tres horas. Pese a que Flores argumentó que su cultivo de marihuana se debía a una prescripción médica, no logró encontrar el certificado que lo avalaba, apuntó La Discusión.

La detención de Flores despertó la solidaridad de los miembros de la Fundación Daya, una organización sin fines de lucro dedicada a la promoción e investigación de terapias alternativas, como el uso de la marihuana medicinal. Flores, en tanto, dicta talleres sobre cultivo y fabricación de productos en base a cannabis.

“Nos parece vergonzoso, porque nuevamente se está persiguiendo a un usuario y no aún traficante. Tomás Flores es una excelente persona, puedo dar fe que nos apoya y ayuda mucho a los pacientes de la fundación. La Ley 20.000 es clara, porque persigue al tráfico y al microtráfico, que no es el caso de ninguna manera”, declaró el presidente de la organización, José Burdiles.

Además, la directora Brenda Castillo enfatizó que, en menos de un mes, han sido dos los miembros de Fundación Daya que han sido allanados en sus domicilios. Actualmente, Fundación Daya cuenta con 300 usuarios y cerca de 30 integrantes dedicados a cultivar y fabricar medicinas en base a marihuana.

Durante el pasado 8 de diciembre, la PDI entró a la casa de Cecilia Sandoval, madre de un niño de cuatro años con Asperger. La mujer denunció que incautaron dos plantas que ella cultivaba para confeccionar aceite de cannabis, un tratamiento que le hace más llevadera la enfermedad a su hijo.

“Ellos no presentaron ninguna orden de un juez, solo tenían al teléfono a la fiscal. Arrancaron las plantas de raíz, no hay nada que hacer. Lamentablemente la mamá perdió el tratamiento de seis meses de su hijo, pero como Fundación Daya la vamos a apoyar de alguna manera”, relató Burdiles.

Por su parte, Fundación Daya dio a conocer una declaración oficial donde señalan que “tenemos plena confianza que Tomás Flores ha ejercido un legítimo derecho a cultivar plantas de cannabis, cuestión que quedará acreditada en el proceso penal que hoy se ha iniciado”.