El Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales volvió a referirse a la situación de partidos en zonas afectadas por incendios forestales, mostrando su molestia por la programación del partido entre Ñublense y San Felipe en Chillán, y rechazando la poca voluntad para reprogramar en especial los encuentros de la Primera B, división que finaliza tres semanas antes de Primera División.

En conformidad a lo conversado con la ANFP, el Sifup informó que los partidos disputados entre Deportes Temuco–Huachipato, Iberia-Provincial Curicó Unido y Lota Schwager–Deportes Vallenar fueron postergados. Con anterioridad a la reunión citada, la autoridad competente suspendió los partidos Santiago Wanderers–O’Higgins e Independiente de Cauquenes–Colchagua.

Además, señalaron que el miércoles se les informó del aplazamiento de los partidos entre Nublense y San Felipe, además del encuentro entre Iberia y Curicó, lo que extendieron a los respectivos planteles. Sin embargo, el mismo día por la tarde les confirmaron que el encuentro fue autorizado por la Gobernación de Ñuble y que podrá jugarse en Los Ángeles.

Consideramos lamentable el cambio de información, toda vez que afecta la planificación de los equipos y resta seriedad a la correcta relación que debe existir entre las partes“, sentenciaron.

Además, desde el sindicato de futbolistas profesionales reiteraron su rechazo “a la realización de partidos en ciudades cercanas a la zona de emergencia, como el caso de Chillán, dada la magnitud de la catástrofe, los entrenamientos irregulares de los equipos y la carga emocional de los protagonistas del espectáculo, como también la sobrecarga para autoridades, Carabineros y otros actores cuya primera prioridad debe ser el combate de los incendios, llamándonos la atención el dispar criterio utilizado respecto al partido en Los Ángeles, ciudad que se encuentra en la misma región, el que fue efectivamente fue aplazado”.

El Sifup manifestó su preocupación por los viajes de los planteles de la Universidad de Concepción, Rangers y Deportes Puerto Montt, quienes deberán trasladarse hacia las zonas siniestradas.

“Desde este Sindicato, comprendemos lo estrecho del calendario de Primera División en atención a la participación de ocho equipos nacionales en torneos Conmebol, no así la situación de Primera B, cuya última fecha finaliza el 30 de abril, tres semanas antes de la máxima serie, existiendo un margen suficiente para reprogramar partidos dada las circunstancias”, argumentaron.

Además, solidarizaron con las víctimas desde O’Higgins a La Araucanía y celebraron la actitud de los futbolistas en medio de la tragedia, “aplaudiendo las campañas realizadas al interior de los planteles a lo largo del país, que demuestran, una vez más, la conciencia social del futbolista chileno”.