El diputado demócrata cristiano Jaime Pilowsky, expresidente de la comisión que investigó las irregularidades ligadas a la adquisición de repuestos bélicos con fondos de la Ley Reservada del Cobre, anunció hoy que solicitará al Ministerio de Defensa y la Contraloría revisar el nuevo caso de compras militares cuestionadas que fueron detectadas en la Brigada de Aviación del Ejército (BAVE).

“A nuestro juicio la información entregada es de la máxima gravedad”, sostuvo Pilowsky en un oficio enviado al contralor Jorge Bermúdez, a través de la Presidencia de la Cámara de Diputados, encabezada por el socialista Osvaldo Andrade.

Pilowsky, quien solicitó recientemente modificar la Ley Reservada del Cobre, demandó que el órgano fiscalizador del Ejecutivo esclarezca los hechos, instruyendo un sumario directo. “Se formula esta petición con carácter de urgencia”, subrayó.

Asimismo, el parlamentario solicitó al Ministerio de Defensa, liderado por el radical José Antonio Gómez, entregar antecedentes sobre la Brigada de Aviación del Ejército, involucrada en diversas denuncias de corrupción desde el año 2005.

En detalle, el congresista pidió la lista de proveedores de esta unidad, su presupuesto y los antecedentes respecto de la participación de la empresa C&M World Enterprises Corporation, la que vendió 4,1 millones de dólares al Ejército sin órdenes de compra ni licitaciones.

El caso

Los hechos, detectados por el propio Ejército, ocurrieron el año 2015 cuando la BAVE adquirió sin orden de compra ni licitaciones unos 4,1 millones de dólares en repuestas militares, proveídos por C&M World Enterprises Corporation, empresa propiedad de Virgilio Cartoni, el principal mercader de armas que opera en Chile.

Luego de meses de investigación, el Ejército logró comprobar que los insumos sí fueron entregados a esta rama de la Defensa y que estaban instalados en aeronaves y bodegas, según los documentos secretos a los que accedió El Desconcierto.

No obstante la opacidad sobre estos puntos, el general de brigada Gustavo Núñez autorizó el 7 de diciembre el pago de los 4,1 millones de dólares reclamados por la empresa proveedora, para «evitar un enriquecimiento injustificado por parte del fisco». El mismo general, en carta enviada a El Desconcierto, confirmó que el mencionado pago estaba pendiente.

“En razón de lo anteriormente expuesto, y en virtud del Principio Retributivo, la Administración del Estado, y en caso concreto el Ejército de Chile, no pueden beneficiarse de las adquisiciones de estos repuestos y/o servicios prestados”, argumentó el uniformado en su resolución secreta.

El Ministerio de Defensa, hasta ahora, no emitió ningún comentario sobre la situación.

Revisa acá la carta enviada por el comandante de la BAVE a El Desconcierto:

Carta BAVE by el desconciertocl on Scribd