Un vendaval de polémicas, acusaciones y dimes y diretes desataron los polémicos dichos de la presidenta del Partido Regionalista Independiente, Alejandra Bravo, sobre homosexualidad e identidad de género.

En entrevista con El Dínamo, la también vocera de Chile Vamos planteó, entre otras ideas, que “por qué nosotros tenemos que ceder en entregarles todo, por qué tendría que convertirse la sociedad en homosexual y dejar de ser heterosexual si nosotros ganamos el espacio”. Todo esto mientras daba como ejemplo un episodio de Los Simspon donde Homero le intenta explicar a Bart que está mal ser homosexual.

Apenas publicada la nota, realizada por el periodista Daniel Martínez, un huracán de críticas azotaron contra la presidenta del partido regionalista. Consultada al respecto por Tele 13 Radio, Bravo respondió que “no porque la comunidad homosexual haya tenido por décadas tanta discriminación y hayan avanzado en tantos temas importantes, podemos ser totalitarios al punto de que una opinión de que dé uno sobre la homosexualidad signifique un estado de reproche”.

A eso añadió que “si a mí el periodista me hubiese preguntado qué siento de la comunidad o cómo me vinculo con ellos, mi respuesta, lo primero, es decir que somos escencialmente iguales como seres humanos”. También dijo que fue descontextualizada y que “me han tratado de colocar de homofóbica cuando todo lo contrario, no lo soy”.

En la misma línea, el ex DC y hoy secretario general del PRI, Eduardo Salas, alzó la voz ante el rechazo de organizaciones como el Movilh a los dichos de Bravo. En su cuenta de Twitter, el dirigente aclaró lo siguiente:

El vocero del Movilh y militante de Evopoli, Esteban Guzmán, increpó a Salas al respecto exigiéndole que, si realmente respetan a “la minoría homosexual” soliciten la renuncia de Bravo porque “les hace muy, muy mal”. Desde ahí se generó un intercambio de tuits que derivó en que el secretario general de la colectividad culpó a “la baja intención del entrevistador de El Dínamo” de la polémica desatada.

Todo esto obligó a que el director del medio, Raúl Thiers, saliera a desmentir las acusaciones de Salas. En una cadena de cuatro tweets, Thiers reveló que la misma Alejandra Bravo agradeció a Martínez por la entrevista, pidió al secretario general del PRI que deje de culpar a El Dínamo por las declaraciones de la presidenta de su partido y puso  a disposición “los audios en bruto “para que cualquiera que lo desee la escuche”.