Luego de la rutina del humorista Juan Pablo López, en la que fue mencionado en varias ocasiones, el comediante Sergio “Checho” Hirane fue invitado al programa “Fiebre de Viña” de Chilevisión, para comentar la exitosa presentación de la primera noche del Festival.

En medio del espacio televisivo, la panelista Pamela Jiles le consultó directamente a Hirane si estaba de acuerdo en que la representación hecha por López sobre sus vínculos con el mundo militar había sido “una genialidad”.

“Si toma a otro personaje, no creo que lo logre. Hay una genialidad en eso. Acá resulta porque Checho Hirane representa a un señor conocido, humorista y muy pinochetista“, sentenció la periodista.

Sin embargo, ahí fue interrumpida por el locutor radial, quien negó ser pinochetista, ya que aseguró no apoyar “todo lo que hizo Pinochet”, según consignó Cooperativa.

Él (Augusto Pinochet) debió haber dicho que no le tocaran a sus hombres después del régimen, porque hay cabros que tenían 20 años y que hoy están presos por lo que pasó”, argumentó Hirane, mientras la periodista le recordaba que “todos saben bien quiénes somos, nuestras historias y cuánto pesamos”.

Pamela Jiles decidió continuar con sus cuestionamientos y le consultó al comediante por su relación con el ex brigadier del Ejército Miguel Krassnoff, quien cumple una extensa condena en el Penal Punta Peuco por violaciones reiteradas a los derechos humanos.

El locutor de Radio Agricultura respondió de inmediato: “Tranquila, Pamela, paremos con las teorías oscuras. La otra vez dijiste que en el bar que teníamos con Miguelo se fraguó la muerte de Gervasio”.

En medio de la tensión, el comediante le consultó a Jiles si se puede hacer humor político en Cuba, lo que fue ignorado por la periodista. Pocos segundos después, los conductores del programa, Julio César Rodríguez y Francisca García-Huidobro interrumpieron la discusión para ir a comerciales.