En una carta al director publicada en El Mercurio, Ignacia Pattillo Granham denunció este miércoles la “falta de criterio” de la isapres al momento de seleccionar los pacientes que deben ser sometidos al peritaje para justificar las licencias médicas.

En el texto, Pattillo explica que el psiquiatra que la evaluó, quien fue elegido por su Isapre y no era de su confianza, la “sometió a un estricto interrogatorio” sobre los detalles de la muerte de su hijo, que falleció a los tres años de cáncer cerebral. La mamá critica que el doctor le pidió especificar información acerca de “fechas exactas de mis citas al doctor, medicamentos y dosis recetadas en cada etapa, síntomas que he tenido luego de la muerte de mi hijo, etc., obligándome a dar respuestas rápidas, precisas y coherentes”.

Junto con eso, reitera que el profesional mostró “una nula empatía e interés por mi estado o por las consecuencias que todo esto me podía provocar”, que -asegura- “terminen empeorando la salud mental de las personas”.

La carta concluye con una reflexión sobre la necesidad de analizar los casos que se someten a peritaje uno por uno y la forma de llevar a cabo esta práctica que, en el fondo, se da para que una persona “pueda recibir el pago de su sueldo”.