El 14 de marzo se dio término a la tercera etapa de los trabajos voluntarios organizados a través de la plataforma “El Pueblo Ayuda” de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), con tres etapas iniciales: acopio y entrega de ayuda, diagnóstico de las necesidades y finalmente, reconstrucción de viviendas.

El voluntariado que se inició en enero, en una primera instancia estuvo enfocado en el acopio que concluyó con la entrega diez toneladas de alimentos, útiles de aseo y vestimenta que fueron divididos en tres envíos que salieron directamente desde la sede de la Federación de la Universidad de Chile (FECh). Esta primera etapa, además, incluyó la organización de un concierto musical para reunir fondos y que contó con las presentaciones de destacados artistas nacionales.

Posteriormente, se realizó el primer viaje a la zona afectada donde más de 100 voluntarios enfocaron sus esfuerzos en el diagnóstico y catastro de las familias afectadas y sus necesidades inmediatas. Información que fue entregada a las municipalidades para mejorar la distribución de la ayuda.

Patricio Alarcón, estudiante de Periodismo de la Universidad de Chile y uno de los coordinadores del trabajo en terreno de “El Pueblo Ayuda” contó que durante su estadía en la zona de emergencia evidenció que “la falta de organización y la poca calidad de la información que manejaban las instituciones gubernamentales fueron los principales problemas para comunicar, efectivamente, a los afectados las distintas medidas que se estaban adoptando para distribuir la ayuda”.

La tercera etapa se realizó la primera semana de marzo con un segundo grupo de voluntarios que viajó a la zona afectada focalizando los esfuerzos en la reconstrucción de viviendas de emergencias en las localidades de Constitución y San Javier. Este trabajo se realizó con la ayuda de la organización Techo.

Gabriel González, estudiante de Filosofía de la Universidad de Chile y voluntario “El Pueblo Ayuda”, aseguró que el compromiso de los estudiantes en instancias de emergencia “demuestra que la organización estudiantil no sólo es fructífera para los propios estudiantes y que no solo se dedica a levantar movilizaciones sino que también, en este caso, junto con nuestros hermanos de las comunidades afectadas, se dedica a articular un nuevo Chile”.

“Nuevamente nos hacemos presentes apoyando y trabajando por los afectados en una nueva catástrofe natural, la que por cierto se pudo evitar. Este trabajo se realizó a nivel nacional y con voluntarios de distintas regiones. Hoy los estudiantes entendemos que la organización estudiantil no solo es pelear por la educación, sino que también es necesario generar cambios en otras áreas, donde el trabajo con organizaciones como No + AFP y el movimiento Ni Una Menos se hace fundamental”, dijo el presidente de la FECh Daniel Andrade.

El trabajo voluntario coordinado por “El Pueblo Ayuda” ya regresó a las zonas afectadas, viajando este viernes 17 de marzo desde la Federación de la Universidad de Talca (Feutal), para continuar con el compromiso de apoyo en la reconstrucción.

De manera simultánea se realiza la campaña “El Mochilazo” dirigida a reunir elementos escolares que vayan en ayuda a los niños y niñas de las zonas afectadas. Aportes que pueden ser entregados en la sede de la FECh, ubicada en la calle Periodista José Carrasco Tapia 9.

Finalmente, los organizadores afirmaron que existen posibilidades concretas de proyectar esta experiencia en una Plataforma de Voluntariado permanente, donde la Universidad de Chile podría colaborar de manera continua a través de su departamento de Extensión, con el objetivo de asistir a esta y otras emergencias con equipos de estudiantes y profesionales multidisciplinarios.