Uno de los puntos en tabla discutidos en el último Consejo Comunal de Seguridad Pública de Providencia fue la prostitución ejercida en la comuna. Específicamente, se habló de 150 edificios que han detectado con departamentos usados para el comercio sexual y que han sido objeto de reclamo por parte de vecinos, quienes también lo vinculan con alcohol, drogas y gritos.

“Vino gente a dar su testimonio, que ha comprado departamentos en un edificio bonito, y de pronto se dan cuenta de que están llenos de señoritas que reciben a clientes ahí, les tocan el timbre a las 3 AM por error”, dijo la edil Evelyn Matthei a La Tercera.

Según la alcaldesa, como municipalidad ya se contactaron con el Servicio de Impuestos Internos para llegar a los propietarios originales y arrendatarios por eventuales impuestos no pagados. El operativo ya partió en calle La Concepción, donde Carabineros y PDI hicieron que todas las trabajadoras sexuales abandonaran un edificio que recibía alrededor de dos mil visitas mensuales.

El concejal de la comuna por Revolución Democrática, Tomás Echiburú, dijo a La Tercera que si bien la medida podría resultar en lo inmediato, no ataca la génesis del problema: “Mi pregunta es si se ha pensado en una estrategia que permita minimizar efectos sin caer en una persecución permanente de un oficio que no es ilegal y que se va moviendo de un espacio a otro. Lo podemos mover, pero no eliminar”.

La prostitución en Chile figura en un limbo legal pues no está prohibida, pero sí lo están los burdeles.

La coordinadora de Seguridad Ciudadana de Providencia, Rocío Brizuela, aseguró que el plan es disminuir la demanda, ademas de atacar los presuntos delitos que suelen asociarse al comercio sexual: “Hay tráfico de drogas, hay publicidad de la prostitución y proxenetismo. Son muchos edificios y Carabineros por sí solo no puede, por eso lo haremos en conjunto con Seguridad Ciudadana”.