Paloma Norambuena es abogada de la Universidad de Chile y su nombre ha causado revuelo desde el jueves 20, ya que podría convertirse en la primera presidenta mujer de Colo-Colo. Esto luego de que la votación para elegir al nuevo presidente del elenco popular quedará empatada 4-4 (Norambuena no quiso votar por ella misma y quedó empatada con Jaime Pizarro) y se decidiera volver a hacer el sufragio el lunes 24.

La socia del Club Social y Deportivo fue docente en Infocap y ha cursado posgrados en la Universidad Diego Portales y Alberto Hurtado. Con el apoyo de Aníbal Mosa, la ex carmeliana tiene que resolver este fin de semana los resultados del lunes, que podrían dejarla a cargo de la concesionaria Blanco y Negro.

Norambuena afirma ser colocolina desde que nació, que aún recuerda el final de la Copa Libertadores de 1991, cuando ella tenía seis años. “Fue la primera vez que vi a los vecinos de forma tan expresiva”, afirmó en entrevista con Radio Cooperativa.

Pero hay otro dato de Paloma Norambuena que circulaba como rumor y que El Desconcierto logró confirmar. Es militante del Movimiento de Pobladores Ukamau de Estación Central y jamás esperó estar a un voto de ganarle a Pizarro, razón por la que se abstuvo de votar por ella misma.

En Ukamau, donde ella forma parte desde el año pasado, siempre han sabido que es miembro sumamente activa del Club Social y Deportivo Colo Colo, pero tampoco imaginaban la sorpresa que dio ayer en las votaciones de Blanco y Negro.

El Movimiento de Pobladores Ukamau es una agrupación de vecinos de Estación Central que nació para hacer frente a los problemas de vivienda en la comuna. Una de sus conquistas por excelencia ha sido el proyecto habitacional Maestranza, obra póstuma de Fernando Castillo Velasco.