“Yo no espero que aprueben o comprendan las medidas que tomamos”, dijo Rodrigo Garcés, editor general del Canal del Fútbol (CDF), durante la tarde del miércoles 26, frente a un desconcertado equipo del noticiario.

Anticipándose a cualquier queja, Garcés había llamado a una reunión con ellos para tratar el tema de los dos nuevos despidos que había cursado esa mañana a la conductora Karla Quiroga y al reportero Marco Antonio Escobar.

Sin embargo, la situación que se produjo ya era algo a lo que el equipo se ha ido acostumbrando. Desde agosto de 2016 a la fecha se han producido al menos 15 despidos de trabajadores sindicalizados y una serie de conflictos laborales desde que la actual jefatura asumió en el noticiario.

El punto de inflexión fue cuando en agosto del año pasado los trabajadores -tanto sindicalizados como no sindicalizados- se reunieron con el gerente de Recursos Humanos del CDF, Rodrigo Dossi, y expresaron sus quejas durante dos horas con respecto a los tratos de sus jefes directos: Rodrigo Garcés, editor general, y Jorge “el Huaso” Urzúa, editor periodístico.

En esa reunión, Dossi garantizó a los trabajadores que no habría represalias. Sin embargo, con los despidos de ayer, hoy no queda ninguno de los trabajadores que explícitamente expresaron su malestar en esa reunión.

“Yo no les pido que hoy día me quieran. Tampoco les puedo obligar que me quieran siempre, hoy día menos que nunca me imagino. Pero tratemos de ser maduros y ver que al final la amistad puede durar toda la vida y la pega es otra cosa”, insistió Garcés.

(Lee el artículo de El Desconcierto: Amigo de Jadue, protegido de Claro: El editor que tiene en pie de guerra a los trabajadores del Canal Del Fútbol)

Una psicóloga laboral que terminó estudiando periodismo y el Mejor Periodista Deportivo Joven de 2014

Desde el público, la reacción a la desvinculación de CDF Noticias a su conductora Karla Quiroga fue una batahola de mensajes de apoyo y cariño que se han mantenido constantes en redes sociales.

Desde sus colegas, por otro lado, el mensaje fue aun más allá del apoyo, con la confesión de “me rompiste un prejuicio”.

Cuando Quiroga llegó al canal en 2014, generó un resquemor porque era psicóloga y no periodista. Sin embargo, poco a poco fue ganándose la confianza de sus compañeros, e incluso entró a estudiar periodismo para demostrar que se la podía. “Es fuerte porque hay gente no periodista trabajando en medios de comunicación que no son así de estigmatizados. Yo tuve que estudiar y demostrar diez veces más que cualquier mortal que me la podía. A pesar de ese esfuerzo, hoy veo que no fue valorado”, asegura a El Desconcierto.

Al ser contratada, a Karla Quiroga la ayudaron probándola varias veces en cámara y con clases de fútbol entre otras cosas. Pero, según su versión, todo cambió una vez que llegó la nueva jefatura. “Me agarraron mala porque, cuando entró este nuevo jefe (Rodrigo Garcés), lo único que quería es que no solo fuera conductora sino que estuviera todo el día pegando notas como todos los demás. A mí no me contrataron con esas condiciones”, dice.

En lugar de conversar con ella el tema, sus jefes le imponían las nuevas funciones. Cuando llevaba tan solo tres días estudiando periodismo, le decían: “Oye, ¿ya aprendiste a editar para que te quedes una tarde entera pegando monos?”. Esta actitud fue una constante, a pesar de que el año pasado la Dirección del Trabajo sancionó al CDF tras ver una jornada laboral excesiva en el área de prensa.

/ cdf.cl

Los conflictos se agudizaron aun más cuando Quiroga se sindicalizó tras el despido de sus compañeras Constanza Meza y Nicole Olguín. Esta última fue despedida en agosto de 2016 cuando era delegada sindical del área de prensa -al igual que Marco Escobar- y denunció en un artículo de El Desconcierto una situación muy similar a la de Karla: “Tratan de bajarle el perfil sosteniendo que la causa del despido fue porque mi rendimiento era bajo. Pero comencé como practicante y terminé incluso conduciendo las noticias, un esfuerzo de años que, repentinamente y tras denunciar todas esta situaciones, se desconoció”.

Para Karla Quiroga además fue un tema el machismo, ya que asegura que “errores pequeños para una mujer son un pecado mortal, y para un hombre son cosas normales”. Toda la situación fue doblemente chocante ya que como psicóloga había ejercido en el área laboral, por lo que se daba cuenta de los errores en los que estaban incurriendo sus jefes.

Uno de ellos era el “moving”, refiriéndose al desplazamiento o aislamiento de funciones. Tal fue el caso de Marco Escobar, que en la cobertura del partido de marzo entre Chile y Venezuela en el Estadio Monumental, se sorprendió al ver que no estaba en la pauta de la mañana. Fue a preguntar qué podía hacer, y le dijeron: “Ah, ¿no estás en la pauta? Entonces ándate para tu casa mejor”.

Escobar en el pasado había sido premiado con el premio a Mejor Periodista Joven 2014 del Círculo de Periodistas Deportivos, algo que fue destacado por Recursos Humanos. Sin embargo, el asunto también cambió para él una vez que se involucró en el sindicato y se volvió delegado sindical del área de prensa. Asegura a El Desconcierto que en su despido -producido tras haber trabajado hasta las 12 el día martes y haber sido citado a las 10 el miércoles de ayer- “primaron criterios personales por sobre los profesionales”. 

/ cdf.cl

A ninguno de los dos le dijeron una sola razón de por qué habían sido despedidos, la frase de Urzúa y de Garcés fue escueta: “La próxima semana vienen cambios y tú no estás contemplado/a”.

“Ojalá me hubieran podido decir ‘haces esto mal, trabajas mal’, porque ahí uno se va sintiendo que hay algo de justicia. Pero es por un tema personal. Ni siquiera en un colegio te echan por un tema personal, menos en un trabajo. No te pueden sacar porque te tienen mala”, dice Karla Quiroga, quien asegura que hasta los directores del noticiario estaban sorprendidos con la noticia de supuestos “cambios”.

Una actitud sostenida en contra del sindicato

/ Facebook Sindicato Empresa Canal del Fútbol

Luego de los despidos de ayer, se reunió el Sindicato de Trabajadores del CDF para conversar acerca de la situación. “Hubo preocupación de que se está generando una sensación dentro de la gente sindicalizada de que el canal está atacando directamente al sindicato de forma previa a la venta del canal y de la negociación colectiva de este año”, dice Fernando Castro, presidente del sindicato.

Con los despidos de Meza y Olguín en agosto de 2016, los nueve despidos de enero de este año a trabajadores que se negaron a firmar un anexo de reestructuración de contrato, los dos que en ese momento quedaron en standby para ser finalmente desvinculados junto a otros dos compañeros iniciando este mes de abril, además del caso de ayer de Marco y Karla, la situación no da para una preocupación menor de parte del sindicato.

Más aún si, según relata Castro, el canal está subcontratando cada vez más trabajadores a la contratista Atcom para que asuman funciones de trabajadores de planta.

El presidente del Sindicato de Trabajadores del CDF asegura que estos problemas fueron denunciados en reiteradas veces a los directivos del canal, pero que no ha habido respuesta. “Teniendo recursos, tratan de abaratar costos a costa de los trabajadores. El canal no da solución a los problemas que tienen que ver con la gestión de personal, el clima laboral, con un liderazgo negativo de Rodrigo Garcés, con personas que han tenido crisis emocionales ni con personas con licencia por estrés”, dice.

Tras los despidos de ayer, escribieron una nueva carta a los directivos del canal. Puedes leerla completa acá:

despidosabril2017.docx by el desconciertocl on Scribd