El 30 de marzo de este año, una familia de la zona de Tirúa, Región de La Araucanía, iba en un auto camino a la iglesia Ejército Evangélico de Chile, de la cual son parte. A mitad del trayecto, se cruzaron con una caravana de Carabineros de Chile, compuesta por dos vehículos blindados de Fuerzas Especiales y una camioneta roja.

“Yo iba camino a la iglesia con mi señora y mi niño, nos encontramos con blindados, más con una camioneta que yo creo que eran detectives, como iban juntos, varios vehículos. Antes de cruzarnos con ellos, como a cien metros, sentí varios tiros, luego yo pasé dos blindados y de repente pasé a una camioneta roja, y sentí dos tiros”, relató Miguel Huenchuñir a Mapuexpress en aquella ocasión.

La familia Huenchuñir-Maril explicó que nunca han tenido problemas con Carabineros y que, por lo mismo, no entienden porque les dispararon.

La unidad de la Sipolcar Arauco

De acuerdo a información entregada en un video realizado por la Asamblea de Acción Tirua publicado esta semana, Carabineros habría ingresado esa misma fecha a la comunidad María Colipi, como lo harían sicarios o bandas criminales, para -según ellos- “cobrar venganza” por un baleo a Carabineros ocurrido a algunos kilómetros de allí.

La caravana policial recorrió la comunidad sin otro objetivo que aterrorizar, disparando como bandoleros contra casas, personas y vehículos, resultando herido Huenchuñir y su familia.

El operativo estuvo a cargo del teniente de la Sipolcar de Arauco, David Gaete, cuya unidad ha participado en múltiples acciones violentas contra comunidades mapuche, destacando la tortura a 8 comuneros de Lov Choque en febrero de 2016 y diversos procedimientos con que comuneros han sido cargados con armas y municiones.

Dicha unidad ha operado muchas veces al margen de la ley, torturando personas y logrando encarcelar a varios mapuche cargándoles municiones, con el fin de sembrar el terror en comunidades mapuche. Uno de los casos más graves es esta denuncia de tortura en Puerto Choque, ocurrido en febrero pasado y relatado por Mapuexpress.

El registro audiovisual aparece en medio de un recurso de amparo para la comunidad, el cual se suma a una querella criminal ya interpuesta por homicidio frustrado.

La prefectura de Arauco mantiene silencio frente a esta situación que les es conocida. Las comunidades acusan a la Fiscalía de Cañete de ser cómplice de estos hechos al demorar las investigaciones contra los Carabineros involucrados en tortura en Choque, baleo en LleuLleu y baleo en Tranaquepe. También critican el hecho de que el gobierno les da todo su respaldo a través del gobernador Humberto Toro (PS).

En el video, y a través de testimonios, la comunidad Maria Colipi denuncia la violencia y la alevosía ejercida por Carabineros.

Mira los testimonios del abuso policial acá: