“¡Convoco al poder constituyente orignario del pueblo!”, gritó varias veces el presidente venezolano Nicolás Maduro en el acto oficial de celebración del 1 de mayo en el país caribeño.

Con esto, el mandatario busca una salida para la crisis política y económica que vive el país, sumido en una serie de protestas desde la decisión -ya revertida- del Tribunal Supremo de Justicia de tomar los poderes la Asamblea Nacional, dominada por la oposición. “No queremos una guerra civil. Yo no quiero una guerra civil”, declaró Maduro.

Maduro se basa en los artículos 347, 348 y 349 de la vigente Constitución Bolivariana, que autoriza al presidente a hacer ese llamado. “Una constituyente ciudadana, obrera, campesina, feminista, de la juventud, indígena“, aseveró Maduro. La constitución estipula que el presidente no podrá objetar la nueva Carta Magna.

Así, cerca de 500 miembros electos serán los encargados de redactar una nueva constitución, que reemplazará a la de 1999, escrita precisamente por otra Asamblea Constituyente promovida por el entonces presidente Hugo Chávez. El mandatario anunció una Comisión Presidencial Constituyente, que será presidida por el ministro de Educación Elías Jaua y tendrá de miembros a los ministros Aristóbulo Istúriz, Hermann Escarrá, Earle Herrera, Cilia Flores y Delcy Rodríguez, entre otros.

Sin embargo, uno de los puntos más polémicos del anuncio es que los 500 miembros serían electos de forma sectorial. Es decir, la mitad sería votación universal y los otros serán representantes de organizaciones sociales y sectoriales.

Tras la redacción de una nueva constitución, esta debiese ser aprobada por la ciudadanía en un referéndum popular. Asimismo, debe estar acompañada de nuevas elecciones de cargos en la Asamblea Nacional y de presidente.

Oposición llama a rechazar la AC

Pese a que en diversas oportunidades representantes de la oposición venezolana han llamado a Maduro a que convoque una Asamblea Constituyente como hizo ayer, muchos han salido a criticar la medida.

A través de Twitter, el gobernador de Miranda y líder opositor Henrique Capriles llamó a rechazar la medida. “Frente al fraude constitucional de constituyente que acaba de anunciar el dictador, Pueblo a la calle y a desobedecer semejante locura!”, dijo.

Lo mismo el diputado Henry Ramos Allup, ex presidente de la Asamblea Nacional:  “No puede haber Asamblea Constituyente sin bases comiciales aprobadas por votación universal, directa y secreta por todos los electores REP (Registro Electoral)”.

Por su parte, Julio Borges, actual presidente de la AN, asegura que la constituyente es darle “continuidad al Golpe de Estado”.

Mira el discurso completo de Maduro acá: