Tres horas duró la declaración que realizó el ex mandatario y candidato presidencial Sebastián Piñera ante el fiscal Manuel Guerra, en el marco de la investigación del caso Bancard, relativas a las inversiones en la pesquera peruana Exalmar durante el litigio en La Haya y la compra de acciones de la minera Dominga.

El fiscal llegó hasta las oficinas del comando de Piñera en Las Condes para realizar el interrogatorio, que comenzó a las 18.30 de ayer. Después de la declaración, el candidato se trasladó al restaurante Los Buenos Muchachos, en la misma comuna, para celebrar los 30 años del partido Renovación Nacional.

Piñera es investigado por presuntos delitos de negociación incompatible y uso de información privilegiada en los negocios de Exalmar su intervención en Dominga, mientras ejercía como Presidente de la República.

Fideicomiso no impediría inversiones como Exalmar y Dominga

Ayer, el propio Piñera dio una conferencia de prensa para anunciar las directrices de su nuevo fideicomiso ciego de cara a su candidatura presidencial.

Este, según explicó, recoge los términos de la Ley 20.880 de Probidad en la Función Pública, más otros de carácter voluntario. Tanto él como su esposa Cecilia Morel utilizarán un fideicomiso ciego para todas las acciones en sociedades anónimas abiertas constituidas en Chile y en el extranejero. 

Morel incluirá además una declaración de patrimonio y de intereses. Además, ambos se retiraron de las empresas en las que eran socios con sus hijos.

Acá empiezan los flancos, pues sus hijos Magdalena, Cecilia, Sebastián y Cristóbal, se sometieron a un fideicomiso voluntario para “todas sus inversiones en acciones de sociedades anónimas abiertas que se transen en las bolsas chilenas”.

Esto quiere decir que los hijos Piñera Morel dejan fuera del fideicomiso las inversiones en el extranjero a través de fondos de inversión privado. Fue con este mecanismo, el Fondo de Inversión Privado Mediterráneo -parte de Bancard- que realizaron las inversiones en la pesquera Exalmar y la compra de acciones en Minera Dominga. 

Los fondos Odisea, Mediterráneo y Bancard International Investment, controlados por los hijos de Piñera, poseen inversiones tanto en Chile como en el extranjero, en empresas como Austral Group, Exalmar, Lindley, Andino, Isagén, Bolsa de Valores de Colombia, Tablemol, Avianca, Cemex y Eneida, entre otras, según publica Bío Bío.