De acuerdo a un oficio dictado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) en noviembre de 2005, se descartó el cobro de impuesto de primera categoría para el Partido Socialista, que hasta el 2009 habría significado un monto cercano a los mil 400 millones de pesos.

Según informó BioBioChile, se trata del Oficio N° 4.335, con fecha del 7 de noviembre de 2005 y fue firmado por el director del Servicio de Impuestos Internos, Juan Toro Rivera, el mismo que concluyó tres años antes que los sobresueldos recibidos por ministros, subsecretarios y otras autoridades de la Concertación no eran tributables.

En el escrito, se determinó que las ganancias por la venta de acciones,  bonos, créditos, depósitos a plazo, letras hipotecarias, quedarán sin el pago de impuestos. El dictamen se contrapone a la doctrina oficial del SII, que sentencia que todos deben pagar impuestos. De hecho, en el oficio N° 840, fechado el 25 de abril del 2013, se confirma que las Corporaciones no son empresas, pero las obliga a tributar.

Por estos días, el Partido Socialista se encuentra en el ojo del huracán, luego de que un reportaje de Ahora Noticias revelara las ganancias obtenidas gracias a la inversión de fondos obtenidos desde el Estado, tras la promulgación de la ley que indemnizó a los partidos políticos.

Se estima que, en 1999, el PS recibió cerca de 7 mil 200 millones de pesos. De esta manera, en un cálculo aproximado, sin sumar multas e intereses, solo por las ganancias obtenidas por la colectividad entre 1999 y 2009, que son más de 6 mil 594 millones de pesos, el Estado dejó de percibir cerca de mil 400 millones de pesos. 

Rivera habría dejado sin pago de impuestos los sobresueldos obtenidos por autoridades bajo la administración de Ricardo Lagos, gracias a otro dictamen, firmado el 2002 a petición del ministro del Interior de la época, José Miguel Insulza.

“Se cumplirían las exigencias de la norma tributaria que los exime de impuesto a la renta, toda vez que se originarían en una disposición legal en los términos que señala, y que tales fondos son de inversión discrecional por parte de la autoridad competente”, sentencia el oficio.

Por su parte, los miembros de la comisión patrimonial del Partido Socialista entre 2002-2011 escribieron una carta rechazando los cuestionamientos que pesan sobre la colectividad por estos días.

“Lo más vergonzoso ha sido la actitud de algunos personeros socialistas, incapaces de defender la obra de su partido, que emitieron declaraciones balbuceantes, desinformadas y hasta oportunistas”. A la vez, destacaron que “solo el delirio, la cultura del twitter irreflexivo e impune, puede condenar que alguien maneje bien su dinero”.

Los firmantes sentenciaron, además, que sienten “orgullo por la obra realizada. Es revolucionaria, por liberarnos de la tutela del dinero de los poderosos para luchar por el cambio social”, según consigna El Ciudadano.