La fiscalía sueca anunció este viernes que archivará la causa por violación contra el fundador de WikiLeaks Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio de 2012.

Este desenlace es una victoria para el ex hacker australiano quien siempre negó las acusaciones formuladas en su contra por una mujer sueca treintañera en agosto de 2010.

De hecho, Assange siempre dijo que la denuncia en Suecia era una maniobra para ser extraditado posteriormente a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la revelación de documentos militares y diplomáticos estadounidenses de carácter confidencial.

En noviembre, tras una serie de complicaciones en el proceso, Assange fue finalmente interrogado en la embajada de Londres por un fiscal ecuatoriano en presencia de magistrados suecos.

En aquella ocasión, reiteró que era completamente inocente y que las relaciones sexuales que mantuvo con la denunciante en Estocolmo fueron consentidas. La fiscalía sueca tenía hasta este viernes para prorrogar o no la petición de encarcelación en un tribunal de Estocolmo.

El 21 de agosto de 2010 por indicaciones de la policía sueca, la fiscal Maria Häljebo ordenó el arresto de Assange acusado de la violación de Anna Ardin, vinculada a la oposición cubana.

La fiscal retiró la acusación a las pocas horas declarando que no había motivos para sospechar de Assange.

Sin embargo, en septiembre de 2010 la fiscal superior sueca, Marianne Ny, consideró que sí había razones para creer que el delito se había cometido y que éste debe ser calificado de violación.

Ny entonces ordenó reabrir la investigación, acusando a Assange de mantener relaciones sexuales con la denunciante mientras dormía y sin utilizar preservativo.