El Consejo Nacional de Educación ratificó por unanimidad el cierre de la Universidad Arcis. En este escenario, ex estudiantes y trabajadores del plantel solicitaron al Partido Comunista que asuma su responsabilidad en la crisis.

Además, algunos alumnos aseguran que desean permanecen en la institución y no aceptarán ser reubicados. Hace algunos meses, el Mineduc aceptó que 500 estudiantes nuevos se matricularan en el plantel, dándole la última oportunidad de continuar. Sin embargo, solo se registraron 8 matrículas y el Mineduc agilizó las labores para el cierre.

Según consigna BioBioChile, desde la cartera solicitaron al Consejo Nacional de Educación la revocación de su reconocimiento oficial y la cancelación de su personalidad jurídica. El presidente Pedro Montt aseguró que dicha petición fue ratificada durante la tarde del pasado miércoles. 

“Escuchamos a los distintos representantes de la comunidad académica de la universidad para establecer la causal invocada por el Ministerio, que es la del cumplimiento de los objetivos estatuarios”, explicó.

Sin embargo, Sandra Beltrami, presidenta de la Federación de Estudiantes de la institución sentenció que “la causal por la cual se está cerrando la universidad es una que los estudiantes reprobamos, creemos que hay una maniobra política para cerrar Arcis”.

Actualmente hay más de 400 estudiantes que siguen en el plantel, con un 50% de ellos que no planean ser reubicados. Se espera que el proceso de cierre tome cerca de 3 años en concretarse, el mismo período de tiempo por el cual la junta de acreedores decidió mantener el giro del plantel.