Mediante una publicación en Facebook, la vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y reconocida militante de Pan y Rosas, Barbara Brito, fustigó a las personas y feministas “radicales” que la acusan de encubrir al profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y militante del Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS) mexicano, Sergio Méndez Moissen, acusado de acoso sexual contra una estudiante chilena.

“Una cosa son las críticas y las autocríticas que todas y todos y también como Pan y Rosas, podemos hacer alrededor del caso (no duden que también realizamos dichos procesos de reflexión interna respecto a un caso ocurrido en otro país y en nuestra organización hermana, pues somos internacionalistas) y, otra cosa, es la campaña de desacreditación de todo el trabajo que yo he hecho no sólo en la Chile, no sólo el último año, si no hace 9 años en el feminismo“, partió argumentando la dirigenta estudiantil en su declaración.

En el texto donde destaca su participación y compromiso en el movimiento feminista, Brito señaló que el proceso con el que abordaron la situación partió por escuchar a la denunciante y sin cuestionarla a priori, y nunca, cuestionando sus sensibilidad ante los hechos. A esto agregó que “luego, vemos que es importante un proceso de investigación donde se escuche a la otra parte y se adquieran todas las herramientas necesarias para llegar a una investigación final, donde el acusado tenga también derecho a defensa.

En el caso del MTS la resolución de la investigación fue distinta a la de la denunciante, por eso se plantea además que haya otra instancia de investigación que, a menos que exista derecho a defensa y apelación, no dependa ni del tribunal universitario que se ha dedicado el último tiempo a perseguir a académicos de izquierda mientras ha dejado en la impunidad feminicidios ocurridos al interior del campus universitario (y que por lo mismo negó el derecho a defensa y apelación); ni del MTS, pues más allá de que nosotras confiemos en la profunda y seria investigación que realizaron (tras la cual se afirma que Sergio no es un abusador), no le exigimos eso a todas y todos los que no militan en nuestra corriente.

Para finalizar, la vicepresidenta de la Fech realizó un llamado a que cese el hostigamiento, la violencia, las tergiversaciones alrededor del caso y también el oportunismo con que ciertas organizaciones de la izquierda han tomado el problema.

Lee la declaración completa acá:

Es nefasta la persecución política que se ha desatado en nuestra contra y la violencia entre mujeres y feministas al…

Posted by Bárbara Brito on jueves, 8 de junio de 2017