Durante el pasado miércoles, la región de Aysén registró su primera nevazón del año y fue de grandes proporciones. Varias zonas se cubrieron completamente de blanco y el evento causó que el Ministerio de Educación ordenara el cierre de los establecimientos públicos y la suspensión de las clases, una medida que siguieron los recintos subvencionados y privados hasta este jueves.

También se reportaron problemas de suministro eléctrico, conexión a Internet y cortes en la ruta que une a Aysén y Coyhaique. Sin embargo, hasta ahora no se han reportado personas afectadas.

En redes sociales, los usuarios han compartido imágenes y videos donde se aprecia el cambio radical de los paisajes a causa de la tupida nieve, que en algunos sectores alcanzó los 23 centímetros de cobertura. Dicha cantidad no se registraba en la región desde el año 2010, lo que impulsó a las autoridades a organizar posibles planes de emergencia.

Además, la primera nevazón ocurrió un mes antes en comparación al año pasado. Se espera que las clases se reanuden se reanuden el próximo lunes, si las condiciones climáticas lo permiten. El evento también ha sorprendido a los habitantes de Ancud, de la región de Los Lagos.