Alrededor de 800 casas en Curanilahue quedaron inundadas debido a las lluvias que se registraron ayer viernes. Las precipitaciones generaron el desborde del río Curanilahue y el estero Plegaria, lo cual derivó en el anegamiento de la ciudad.

Según el alcalde de la ciudad, Luis Gengnagel, un 40% de la ciudad se encuentra bajo el agua. Para la autoridad la situación es grave, debido a esto ha pedido que se declare estado de excepción en la comuna. De hecho, ayer se decretó alerta Roja por sistema frontal en Curanilahue y Alerta Amarilla en el resto de la región del Bío-Bío.

El gobernador de la provincia de Arauco, Humberto Toro Vega, señaló que en el resto de la provincia también hay emergencias. “También tuvimos situaciones complejas en Cañete, fundamentalmente en el sector Cuatro Tubos, el barrio Leiva y en la comuna de Los Álamos, donde hemos tenido anegamientos de colegios, y también en los accesos rurales, por lo que muchos lugares quedaron desconectados porque los puentes colapsaron con la crecida del agua”, señaló la autoridad al Diario El Sur.