Este sábado la Corte de Apelaciones de Santiago decretó la prisión preventiva de Pablo Alarcón, el estudiante de 22 años que el jueves empujó en Maipú a una fiscalizadora del Transantiago que, producto de la agresión, fue atropellada por un bus del recorrido 401.

Según el abogado defensor del estudiante de psicología, no existe una intencionalidad de matar a otra persona en este hecho, es por esto que no comparten la imputación que hizo la Fiscalía que formalizó a Alarcón por el delito de homicidio frustrado, y determinando también la prisión preventiva para el estudiante, según consigna Bío Bío Chile.

Estamos frente a una tragedia y la investigación tendrá que dar cuenta de aquello, por eso es que mi primera gestión tendrá que ver con reunirme con la familia y con Pablo para ir determinando antecedentes de como realmente sucedieron los hechos”, señaló el jurista.

La fiscalizadora María Angélica Varas, de 57 años, continúa en riesgo vital en el Hospital Clínico de la Mutual, pero ha evolucionado de manera favorable. Su recuperación se estima que podría durar entre seis meses a un año.